Economía, Etica y Praxeología

Para poder comprender el desarrollo de la “acción humana” dentro de un contexto económico y ético, es necesario poder profundizar en el estudio en sí de lo que determina los valores de una persona que lo llevan a actuar, de tal manera que pueda producir y generar un valor en sí mismo y por ende un valor para el beneficio de la sociedad. En su busca individualista toda persona persigue un fin a través de un medio, pero este fin no podrá satisfacer completamente a la persona, hasta que no sea encausado a una comunidad productiva. El creador de un producto no está muchas veces completamente satisfecho por el logro que obtiene en sí, aunque este genere una ganancia considerable, sino por la utilidad que este ha traído a la sociedad.

Es por eso que muchas personas alcanzan un gran beneficio económico cuando su enfoque no está en el beneficio monetario, sino en la búsqueda de un bien común para el beneficio de la sociedad donde vivimos. La vida huma está regida por normas y reglas que nos rigen y nos ayudan a ser mejores cada día. De nada sirve llegar a la cima y alcanzarlo todo, si en el proceso hemos destruido aquello para la cual hemos sido creados.

Objetivo

En este documento se tratará de enlazar las tres ciencias de tal manera que se enriquezca el conocimiento de lo que implica la praxeología, y como puede ayudarnos en el desarrollo de un concepto claro de lo que la economía puede lograr a través de un marco moral y ético; que es algo necesario para el entendimiento de lo que se considera como la “acción humana”.

Este trabajo no es un enfoque teológico, sino más bien un componente para analizar dentro del contexto humano y poder encontrar esos valores que promueven un deseo en la persona de ser mejor y lograr un fin satisfactorio. Si contamos con personas felices, tendremos hogares felices, que a la vez crean compañías felices con un sentido de pertenencia y visión que permite crear una sociedad mejor y un mejor país para un mundo mejor.

Origen Etimológico del vocablo Economía

El origen de la palabra economía proviene del griego oikonomía. Que a su vez se derivan de los vocablos oikos, que significa casa, con todo lo que implica: mujer, hijos, esclavos, etc.; y nomos, ley, literalmente “orden o ley en la casa” o sea una buena administración doméstica[1]. Oikonos se utiliza para designar al administrador de la casa, y es donde surge el término en español como “ecónomo” de donde se deriva la palabra economía.[2] Hay dos definiciones de economía desde el punto de vista objetivista y subjetivista. La primera definición de la corriente objetiva de Federico Engels nos dice: “La economía política es la ciencia de las leyes que rigen la producción y el intercambio de los medios materiales de subsistencia en la sociedad humana”

Desde la perspectiva subjetivista de Lionel Robbins: “La economía es la ciencia que estudia las formas del comportamiento humano que resultan de la relación existente entre las necesidades ilimitadas, que se debe satisfacer y los recursos que, aunque escasos, se prestan a usos alternativos.[3]

Para uso de este documento, nos estaremos enfocando y tomando en consideración la definición subjetivista ya que define de una manera más completa la relación que estaremos desarrollando entre la economía, la ética y la praxeología y el beneficio que esto implica en el desarrollo de la humanidad. Es interesante notar que tanto Adam Smith como David Ricardo consideraron importante la distribución de la riqueza, pero como esta puede llevarse a cabo si no hay una delimitación o norma que rige este procedimiento dentro de un contexto moral. El humano acciona, bajo normas predeterminadas que lo llevan a alcanzar logros.

El universo en su totalidad está regido por órdenes pre-establecidos que producen resultados. Desde la concepción del universo se puede ver en detalle que hay un orden predeterminado. Analicemos el sistema solar que se rige por la ley de la gravedad que a su vez influencia la luna que beneficia la tierra. Los sistemas son necesarios para determinar la medida de los resultados de una manera metodológica. Tal como las leyes, las reglas y prohibiciones nos ayudan a lograr objetivos determinados para el beneficio de algunos o varios en particular dentro de un contexto personal o social.

Dentro del contexto económico,  la disciplina de economía trata con la acción humana en la medida que la persona actuando puede basar sus decisiones en el valor personal, juicio y las calculaciones económicas, mientras que la praxeología trata con las elecciones humanas guidas por el valor del juicio personal solamente.[4]

La ciencia económica aunque es una rama bastante joven es muy polémica y a la vez revolucionaria, porque no puede arrojar por la borda formulaciones y resoluciones de problemas realizados o ejecutados por los grandes pensadores que dijeron y aportaron ideas muy importantes.[5] En el mundo hay sistemas económicos que rigen la propiedad privada y pública. Es interesante notar que la economía nos guía en la toma de decisiones que afecten los factores de producción dentro de un país. Un ejemplo de un sistema económico es el “capitalista” conocido también como “individualismo racionalista” dado el auge de la revolución industrial y el crecimiento da el paso a lo que se conoce como la sociedad mercantil. El sistema socialista, es aquella donde la actividad económica gira en torno al Estado. Un sistema socialista limita las libertades de los individuos y decide por estos. El hecho de decidir por otros bajo un sistema autoritativo delineando las directrices a favor de un grupo específico se conoce también como “tiranía” cuando no se toma en consideración el beneficio del pueblo sino de solamente algunas personas y donde se utiliza el poder abusivo y cruel para lograr los fines. Por último se encuentra la economía híbrida o mixta, donde se manejan tanto la iniciativa privada como la pública o del Estado. Algunos pensadores no aceptan el término mixto ya que afirman que tanto el Estado como el sector privado se complementan.

Origen Etimológico del Vocablo Ética

La ética proviene del griego ethos, costumbre, la parte de la filosofía que trata de la moral y las obligaciones del hombre. La moral viene de mos, moris, palabra latina derivada de modus, que quiere decir la medida, tasa, y que equivale a lo que nosotros entendemos por mesura. La mesura es como la medida del alma, una tasa espiritual. La ética domina más bien la idea de ciencia, en moral la idea de proceder. La ética es una serie de principios, la moral, una serie de modos, de hechos[6]

Es interesante notar que ningún otro ser viviente es regido por normas o principios. De igual manera se puede notar que un animal no puede comprender lo que significa la “pasión” ni puede comprender el significado de los hechos que experimenta el ser humano.  Así que tal como está expresado en el libro “Fundamentals of Ethics, por John Finnis” surge la pregunta en cuanto ética ¿Que estamos haciendo cuando hacemos ética? Cuando reflexionamos en este tipo de preguntas éticas que surgirán dentro del contexto económico estaremos aplicando una “acción” que nos proveerá una guía para “actuar” ya sea de la manera correcta o incorrecta.

Pero que determina que el resultado sea correcto o incorrecto. Será necesario poder incluir otros elementos que nos permitirán buscar el significado y la búsqueda que deseamos lograr. La búsqueda académica de este conocimiento, reconocido como “conocimiento práctico” término adjudicado a Aristóteles.[7] Es interesante tratar de comprender el significado expresado por Aristóteles en cuanto a la ética y la acción humana (praxis), ya que al llamar practica la ética, sin duda alguna quería expresar un significado más profundo. Al buscar la ética propiamente, adecuadamente y razonablemente se está realizando una acción ya que se busca poder llegar a una conclusión satisfactoria.

José Ramón Pin Arboledas en el prologo de la monografía de Liderazgo nos dice que la ética es la ciencia del “debe ser”; es normativa. Su objetivo es ayudar al ser humano a alcanzar su fin como tal ser humano. Es necesario que toda persona que quiera influir se rija por normas que le permitirán lograr fines productivos que le beneficien personalmente y  la sociedad en la que vive. Tal como lo expresa Jordi Canales acerca del liderazgo contra productivo[8] que tiene la capacidad de destruir los valores humanos, morales y económicos.

Origen Etimológico del vocablo Praxeología

El termino praxeología, viene del griego logos, teoría y de praxis acción. Este término fue adaptado del filosofo Alfred Espinas (1844-1922).[9] Es interesante notar que es Mises quien resalta el termino praxeología en su libro “La Acción Humana” aun cuando no utiliza la palabra “praxeología” como tal en su libro: “La Acción Humana”.

Mises creía que la economía era solamente una subdisciplina de la praxeología el enfoque científico de la ciencia se centra en la acción humana que conlleva el propósito del comportamiento.

El humano actúa siempre que utilice un medio para lograr el propósito que él o ella subjetivamente valúa. Una persona actúa por una razón. La praxeología parte desde la axioma que los humanos existen y actúan y luego deducen implicaciones lógicas de esto. Estas preposiciones deductivas son verdaderas a priori; no hay necesidad de verificarlas o probarlas de manera que un físico prueba una “ley” de la naturaleza.[10]

Toda acción humana envuelve ciertos elementos para lograr el fin. Intercambio o una elección, una creencia por parte de la persona que denota el valor de lo deseado. Toda acción se determina en tiempo, ya sea antes o después de la acción. Cabe notar que solamente los individuos pueden actuar, porque solamente estos pueden valorar y hacer elecciones. Tal como el libre albedrío, un individuo en sí tiene la capacidad para actuar con un propósito claro definido que beneficie a la sociedad o por el contrario con un fin que puede causar dolor y sufrimiento. Toda acción envuelve incertidumbre ya que el futuro no es conocido o puede ser determinado.

De acuerdo a la praxeología, los individuos actúan por que están insatisfechos con su estado actual. El malestar de una persona lo motiva a tomar acción para alivianar esta condición. Estas acciones no siempre pueden tener como resultado algo positivo pero siempre en si tienen un propósito. Así que para Mises lo opuesto a la acción racional no es la acción irracional sino por el contrario “el no actuar”; y toda acción humana en cierto sentido es de interés propio, tal como la praxeología es individualista.

Jesús Huerta de Soto nos dice que la economía se convierte en una ciencia general de la acción humana y sus implicaciones, cuya materia prima no son objetivas (bienes, servicios, etc.) sino entes subjetivos de tipo espiritual (ideas, valoraciones, información).

Todo humano tienes necesidades fisiológicas, físicas, etc., pero también tiene necesidades espirituales que desea satisfacer.  Dado que el humano está compuesto de alma, cuerpo y espíritu, siendo una persona tripartita es necesario poder estudiar estos tres componentes para poder analizarlo completamente. Si solamente nos basamos en una o dos de ellas nunca podremos encontrar verdaderamente aquello que motivará  a una persona para que pueda sentirse completa y realizada.

La Acción en el Marco Praxeologico

La praxeología estudia la acción desde una perspectiva del comportamiento humano, ya que en sí una acción por si sola solamente implica un movimiento; ya sea voluntaria o involuntaria o bien un cambio de estado que por sí solo no determina un propósito en sí mismo. Para que una acción sea catalogada dentro de la praxeología deberá tener un componente subjetivo o intencional. Toda persona se mueve dentro de un marco individualista aún cuando parezca que su entorno se rige por un grupo social. Tenemos las pandillas o maras por ejemplo, que son grupos de personas organizadas para buscar a través de sus alianzas un bienestar social, destruyendo en si la sociedad en la cual viven en la búsqueda de ese bien. Cada persona en sí dentro de este grupo actúa para lograr un beneficio propio que satisface la necesidad de “pertenencia” que la familia no ha sabido cultivar o ha carecido y por lo tanto buscan en este tipo de grupos el satisfacer su necesidad de pertenencia.

El hombre utiliza los medios para lograr sus fines. Acá es donde se inicia una separación entre los que desean alcanzar un beneficio mayor y aquellos que se conforman con poder subsistir. Un entrepeneur no solamente desea subsistir pero su deseo de innovación y el deseo de ejercer la función empresarial lo obliga a actuar para modificar el presente y conseguir sus objetivos del futuro.[11] Acá hay un enlace entre la función empresarial como tal y la acción humana, ya que el sentido de empresa como acción está necesaria e inexorablemente unido a una actitud emprendedora como lo expresa (Jesús Huerta de Soto).

Por otro lado Mises no dice que el hombre que actúa debe considerar el factor tiempo dentro del deseo de poder llevar a cabo la acción, ya que el factor tiempo es limitado y las condiciones futuras constantemente cambiantes.

Los Medios

Los medios para satisfacer los deseos son llamados bienes[12]. Así que un medio es todo aquello que el actor subjetivamente cree que es adecuado para lograr un fin. Y se llamará como utilidad a la apreciación subjetiva que el actor da al medio en función del valor del fin que él piensa que aquel medio le permitirá alcanzar.[13] El valor de los productores de bienes deriva del valor que el humano le dará al producto final del consumidor. Ahora bien el medio es todo aquello que permitirá llevarnos a lograr el fin. El llegar a la cima de la montaña como un fin nos lleva a deducir que hubo un medio que nos ayudo a lograr llegar a esta meta. Pudo ser simplemente un par de botas, un trineo, un helicóptero. Este elemento permite ver en mejor manera la interacción entre la acción humana considerando tal como Mises que la acción humana es de comportamiento o conducta deliberada.

El Valor

Toda acción se determina por el intercambio de un estado satisfactorio a un nivel mayor de satisfacción. El individuo puede determinar el valor de acuerdo a factores que le provean felicidad, utilidad, satisfacción contentamiento, comodidad, tranquilidad, beneficio, provecho, deleite, etc.

Para poder analizar bien al humano debemos tomar en consideración una serie de variables y tratar de definir un resultado satisfactorio, pero primeramente debemos enfocarnos hacia una meta y tratar de razonar cual es el objetivo primordial de la persona. Creo que los fundadores de los Estados Unidos al establecer la declaración de la independencia de los Estados Unidos nos dieron una buena idea de lo que el humano busca en este mundo “La búsqueda de la felicidad” Pero Tomas Jefferson no se concentro solamente en la última parte sino que antepuso “la vida, libertad teniendo como fin la búsqueda de la felicidad.

Todo individuo debe tener derecho a vivir, trabajar libremente en condiciones humanas. En los últimos años ha habido un despertar en la psicología positiva que nos puede ayudar a visualizar mejor al humano y que puede dividirse en tres áreas: “La vida agradable” que se experimenta al interactuar con los placeres básicos tal como la compañía de una persona, el ambiente natural y las necesidades del cuerpo. Según los psicólogos podemos quedarnos en este nivel o bien podemos ascender al próximo: “La buena vida” que puede alcanzarse cuando descubrimos nuestras  virtudes y fortalezas empleándolas adecuadamente y creativamente para mejorar nuestras vidas. La fase final “La vida significativa” en la cual encontramos un sentido de realización al movilizar nuestras fortalezas únicas y un propósito mayor a nosotros mismos[14]

Al tratar de comprender el valor en sí mismo debemos hacernos la pregunta: “Que valoro en esta vida” Un médico puede valorar a su familia, más que un ingreso de capital que lo constriñe a permanecer horas y horas en un hospital a cambio del tiempo familiar. Su elección determinará un fin.

Ahora bien dentro de este contexto de valoración surge otra interrogante: “Que motiva a una persona a moverse de nivel” Tal como lo muestra la pirámide de Maslow, si la búsqueda del hombre es la autorrealización una vez que ha alcanzado el reconocimiento, la seguridad la satisfacción fisiológicas y afectiva; como puede este sentirse satisfecho que ha alcanzado todo lo que se ha propuesto.

El Fin

Cual es el fin de una persona dentro del contexto Praxeológico, todo hombre, al actuar, pretende alcanzar unos determinados fines que habrá descubierto que son importantes para él.[15] Cuando la persona determina un fin en particular considera los distintos medios seleccionando aquellos que le permitirán lograr ese fin y renuncia a cualquier otro fin ya que considera un valor mayo al que ha escogido relegado el resto a un valor menor. Jesús Huerta de Soto llama costo al valor subjetivo que el actor da a los fines a los que renuncia cuando decide seguir y emprende un determinado curso de acción. Esta valoración subjetiva empleada por el actor se basa en el beneficio que puede percibir o sea la ganancia o el incentivo que lo mueve o motiva a actuar de la manera que lo hace.

La relación entre la Economía y la Praxeología

Para poder entrelazar la economía y la praxeología necesitamos del común denominador que en nuestro caso puede ser el “empresario” ya que de por si la economía está influenciada por los empresarios que a su vez actúan para el beneficio tanto propio como social. Tal como Huerta Soto, lo expresa la palabra “entrepreneur” significa “actuar” desde la perspectiva de incertidumbre en cada acción que realiza. La incertidumbre provoco la especulación basada en lo que se espera que otros hagan.

La relación entre la Ética y la Praxeología

Las personas actúan nos dice la praxeología a través de medios que los llevan a un fin, la ética se ocupa acerca de los valores y los fines que deben adoptarse. La acción humana desde la perspectiva de Mises se enfoca en expresar que el humano tiene metas y actúa para obtenerlas sin tomar en consideración los valores, las metas y las acciones. Es interesante notar que si el mercado demanda, licor, cigarros o cualquier otro tipo de mercancía y cualquier otro producto que el hombre desee son suficientes para satisfacer una necesidad y motivos para producirlos. Ahora bien esto genera que este tipo de acciones generen consecuencias en las personas para las cuales el fin de sus deseos queden truncados ya que algunos sufrirán canceres, otros accidentes y el resultado será la destrucción de la vida humana. En el mundo todo está relacionado el movimiento de los planetas tiene un orden establecido, así también hay un orden en todo lo que se desarrolla en la tierra, aún cuando esto no parezca y cuando los sistemas se corrompen hay consecuencias fatales.

No tiene sentido cuando tratamos de dejar afuera de nuestras investigaciones componentes claves para la búsqueda de los resultados que indagamos. Por ejemplo Arthur Elliot Carliste en su estudio de Mcgregor, un ejecutivo que aplicas técnicas de administración efectiva nos dice: “En lo que estaba interesado era en la información del comportamiento, no en las creencias (piadosas o de lo contrario)[16] Pero para poder deducir el resultado de la investigación es necesario conocer el “porque” de la persona ya que cada persona en sí es distinta y su comportamiento va a estar basado en varios factores tales como: Educación, cultura, motivación y los componentes morales. No se puede tener una respuesta concreta si algo tan importante como la comprensión de estos límites morales para la determinación de “por que la persona actúa como actúa”. Una persona sin límites éticos puede tratar a las personas como simples “robots” o “animales” ya que no los valora como seres humanos, sino como “medios, para alcanzar sus logros”; si este es el caso entonces las personas no podrán alcanzar sus fines propios ya que serán utilizados y se sentirán frustrados.

Dentro de la ética vuelve a surgir el concepto de tiempo tal como en la praxeología ya que la persona debe determinar “que hará con el tiempo que tiene disponible”, cada ser humano cuenta con este mismo recurso, el hecho de determinar que haremos con este, estará relacionado a los valores inculcados en la persona. Si, crecí dentro de una familia donde se valora el tiempo familiar mis decisiones en la vida serán basadas bajo esta valorización sobre otras, aún cuando tenga oportunidades que parezcan de un mayor beneficio económico. Por eso las “creencias” y dogmas por las cuales me rijo van a determinar el resultado de mis acciones y no puedo separarlas.

La meta de la ciencia es conocer la uniformidad de los fenómenos y para esto debe utilizar todos los procedimientos y métodos que nos permiten alcanzar la meta.

La relación entre la Ética y la Economía.

En el mundo donde nos movemos, podemos encontrar desigualdades en todos los rincones del planeta. Toda persona debe tener ciertas libertades que le permitan, vivir, trabajar, ser libre y feliz. Hay ciencias que no tiene opción y deben ser amorales, ambivalentes y ambiguas, pero esto no quiere decir que esta ambivalencia moral dejará de producir resultados tanto buenos como malos. En el caso de la economía al desencajarla de lo amoral, puede provocar un desbalance, es por eso que es necesario mantener ciertas reglas y leyes para mantener los derechos de las personas. El respetar los derechos de las personas es tan importante como respetar los derechos de propiedad y es aquí donde la ética y la economía se entrelazan ya que hay ciertas responsabilidades que deben tomarse en consideración. Tal como el grupo de G-8 vela por los intereses de naciones desarrolladas, sus decisiones desde un marco moral pueden causar un desbalance global al aprobar normas y leyes que beneficien a algunos países a cambio de otros. Que es más importante cobrar la “deuda” a como dé lugar o salvaguardar los derechos y la dignidad de las personas a cambio de recibir el pago de la deuda. Una persona sin ética tratará de recuperar el valor de la deuda a como dé lugar, mientras que otra persona con principios éticos, buscará la manera de afrentar el oprobio. He aquí donde las creencias son importantes ya que un buen jugador sabe “perder” en el juego ya que conoce su potencial y sabe que aunque le hayan engañado en una ocasión, puede volver a intentarlo y “ganar” en otro juego.

Es importante notar que una economía sin una base ética simplemente está enfocada a desvanecerse o desaparecer. Cualquier compañía que no mantenga un estándar en sus productos o servicios dentro del contexto capitalista simplemente sufrirá un colapso. Tenemos por ejemplo: El escándalo de Enron, la compañía de energía que el 2001 colapso tras el sufrimiento de la perdida de $89.00 dólares por acción, ya que su cotización a mediados del 2000 se encontraba en $90.00 pero en noviembre del 2001 el precio era de $1.00 por acción.[17]

El hecho de que los ejecutivos de esta compañía trataron de esconder la deuda a través de complejas calculaciones de contaduría y a través de la inflación de sus libros, provocaron el colapso total de una compañía que pudo haber sobrevivido si hubiera habido límites éticos y morales en los ejecutivos. Toda compañía es regida por humanos que si no tienen los valores y la moral necesaria para llevar adelante su visión tarde o temprano simplemente sufrirán al destruir la corporación al tomar acciones que van en contra de la naturaleza moral o la ética necesaria para poder subsistir. Cuando una compañía no utiliza sus recursos adecuadamente, simplemente está trabajando para la destrucción de valor. El escándalo de Enron le costó a muchas personas sus ahorros de toda la vida y provoco el colapso de muchas otras corporaciones tal como en el caso de Arthur Anderson que hasta ese entonces era una de las cinco firmas de contadores más grande del mundo.

Otro caso es el de “Peanut Corporation of America” que el 2008 fue acusada de brotes de “salmonella”[18] en sus productos de crema de maní. Aunque uno de los ejecutivos de la compañía fue advertido de la contaminación del producto, este decidió autorizar y soltar el producto al mercado. Esta acción le costó la bancarrota a la compañía, el empleo a muchas personas y más de 8 muertes.[19]

Sin duda alguna el ámbito ético se centra en lo que debe ser, pero el humano vive en un ámbito social que determina ciertas valores morales ya que el humano está sujeto a necesidades y aspiraciones, pero si estas son truncadas la persona buscará satisfacer estas necesidades, pero a que coste. La acción humana o praxeología nos enseña comprender esa acción, pero no nos permite ver el límite de la acción.

Mises y la Praxeología

El concepto de Mises de la “acción humana” nos lleva a hacernos una pregunta relevante: “Que sucede con las personas que deciden hacer labor altruista intercambiando su estilo de vida por alguno inferior” Tal es el caso de la madre Teresa de Calcuta, que decidió moverse a los basureros de la India. Mises no explica en detalle persuasivamente como este proceso toma lugar. En este sentido la explicación de Wojtyla[20] y lo que denomina “La acción humana trascendente” es más relevante, ya que define “trascendencia” como la habilidad de los seres humanos de alcanzar consideraciones propias más allá del proceso de decisiones. De acuerdo a la Praxeología Miseseana toda acción debe estar motivada por el deseo de la persona de mejorar un malestar. Así que la persona da caritativamente para aliviar la culpabilidad de la consciencia o para tranquilizar el dolor de ver a una persona en necesidad, o para simplemente sentir la satisfacción de haber ayudado a alguien.[21] Esta explicación aunque aceptable no nos permite profundizar en los motivos y razones por las cuales una persona desearía actuar de esta manera.

Por el contrario la praxeología de Wojtylatrata de explicar la acción humana que no encaja dentro del contexto del interés propio de la persona. Wojtyla enfatiza que todo acto de trascendencia al mismo tiempo que sale está devolviéndose por sí mismo. Esto lo denomina integración. Ya que las personas humanas están siendo moldeadas por las decisiones que hacen, cada acción ejerce una influencia en la persona que realiza la acción.[22]

Si Mises no toma en consideración los aspectos morales dentro del contexto de su praxeología es imposible tener un panorama completo de lo que “la acción humana realmente es” ya que para conocer al individuo es necesario profundizar en este y extraer todo aquello que le permitirá ser y actuar en sí mismo.  Por otro lado la praxeología de Wojtyla es más adecuada para explicar la acción humana desde el aspecto moral, mientras que la praxeología de Mises es más adecuada para explicar los aspectos económicos de la vida humana.

Ambas se complementan y hasta cierto punto no debería separarse ya que cada una aporte al enriquecimiento del contexto general de la acción humana. Mises provee los conceptos del individualismo metodológico mientras que Wojtyla permite ver un sistema bajo las bases del análisis personalista y trascendente de la acción humana desde una perspectiva moral.

Dado que el pensamiento de Wojtyla es más amplio en si me temo que Mises ha errado cuando asevera que el “hombre es descendiente de ancestros que no son humanos que no contaban con una habilidad mental” sino que estos ancestros fueron dotados con cierto potencial que a través de las edades de evolución fueron convertidos en seres razonables.[23] Si la razón ha evolucionado tal como lo expresa Mises significa que es fácil poder justificar al hombre en cuanto a sus hechos.

Wojtyla, nos presenta un marco más amplio para el estudio de la praxeología ya que profundiza en el pensamiento humano y nos lleva buscar un razonamiento más amplio.

La Praxeología como agente de cambio

Si toda persona tiende a moverse bajo una acción humana para buscar un mejor fin se puede deducir que cualquier ser humano puede ser una “agente de cambio” por lo tanto el ser humano puede influenciar a otros ya sea en forma positiva o negativa para lograr esos medios. Si una persona logra influenciar a otro estará logrando una “transformación” en el proceso; ya que cada persona en sí tiene la capacidad para ser influyente y transformador.

La persona utiliza su raciocismo para poder determinar si algo le es factible o no y en base a su concepto de “verdad” activa una “acción” que debería tener un resultado positivo y beneficio. Pero si la persona en sí mismo no puede controlar sus acciones deducimos por lo tanto que “si no somos capaces de dirigir nuestra propia vida. ¿Cómo vamos a ser capaces de liderar a otros?”[24]

Es interesante notar que muchas personas al iniciar en sus trabajos tiene altas expectaciones de lo que llevarán a cabo y se sienten con deseos de poder contribuir. No pasa mucho tiempo para que este deseo gradualmente se vaya desvaneciendo y luego es confirmado por el resto del equipo. Luego que el deseo de poder ser una “agente contributivo” llega a ser un “agente estancado” donde se pierde esa chispa de entusiasmo y por ende se pierde la conexión entre lo que necesitan y lo que desean del trabajo.

Al haber una desconexión entre el empleado y la organización se pierde el contexto de la visión e inicia la labor “rutinaria”, esto crea un ambiente de baja producción y se pierde por completo el sentido de “innovación”. Por ejemplo, cuando una persona presenta una idea en estos tipos de ambientes no se tratará de desarrollar la idea en algo que funcionará, sino por el contrario habrá un criticismo que se enfocará en porque no funcionará la idea. Si esto se repite constantemente cualquier empleado se sentirá temeroso de llevar nuevas ideas a la mesa ya que están serán desechadas. Si esto sucede una y otra vez el empleado se cansará y desistirá de llevar nuevas ideas, lo que provocará un desanimo o bien un temor de acuerdo a la personalidad. Este ciclo se repetirá con otras personas mientras haya nuevos integrantes.

Es interesante notar que para poder ser un “agente de cambio” primeramente debemos aceptar quienes somos en sí y no permitir que seamos influenciados por los que otros quieren que seamos. Cuando somos creativos, estamos expresando quienes realmente somos y este deseo en nosotros, es el que nos mueve a ser agentes de cambio ya que somos una inspiración para otros.

Cuando actuamos con los valores y las intenciones correctas podemos tomar elecciones fundamentales de transformación alterando la manera en que vemos el mundo de la manera que nos comportamos. Aún cuando fallamos si sabemos que hemos hecho lo correcto, no hay nada que pueda obligarnos a doblegarnos en sentido contrario a lo que creemos en lo verdadero y puro.

Dentro de un contexto de “cambio transformacional” no hay lugar para la hipocresía, cada persona debe confrontar por sí mismo “el yo” y determinar sus acciones de tal manera que estás reflejen los valores correctos.  Argyris (1991, pp 99-109) asevera que hay un patrón universal en la vida profesional. Nos dice que tendemos a organizar nuestras vidas alrededor de cuatro valores: Nos esforzamos (1) a  mantener el control. (2) ganar, (3) suprimir sentimientos negativos, (4) perseguir objetivos racionales.[25] Así que a la primera luz de que algo no va a resultar o bien que fallaremos tendemos a desasociarnos y por lo tanto a cerrar los vínculos de cualquier cosa que puede causarnos algo menos favorable al resultado esperado.

Es interesante notar que para una persona accione el “cambio” no necesita estar en una posición de influencia, sino por el contrario deberá tener muy claros sus objetivos y valores. Lo primero que estas personas piensan es “que es lo correcto que debe hacerse en esta situación” colocando sus valores de antemano pueden contar con un marco de trabajo que les servirá de trampolín para lograr sus fines. Luego de esto tomarán la posición de “siervos” al poder servir a otros.

El líder de cambio, deberá tener una mentalidad de siervo. Si los ejecutivos tomarán una posición de servicio, podrían influir mas positivamente a sus empleados, lastimosamente no es lo que vemos en la actualidad. Cuando se hace la pregunta que es “lo correcto en esta situación” se procede a la siguiente pregunta “¿Cómo obtengo lo que quiero de esta situación?” Robert Fritz (1989) nos dice que estas dos preguntas son muy distintas en profundidad ya que una nos mantiene en nuestro curso presente no examinado y la otra nos alinea con el potencial de ser empoderados.

Hacia un praxeología más completa

La ciencia tal como la astrología trata de explicarnos los movimientos de los planetas y el origen del universo, basándose en la información obtenida a través de los años es fácil notar como el conocimiento se ha ido incrementando desde sus inicios con Brahre, Kepler y Newton. Quienes a través de la recolección de información, pudieron establecer patrones y encontrar un mecanismo para explicarlos. Las leyes naturales detrás de estos patrones a menudo guían a la posibilidad de predicciones[26] Una vez que los patrones básicos han sido establecidos tales como en el caso de la teoría del quantum es posible crear en base a la física modelos de predicción con un buen margen de certeza que sorprendería a cualquiera.

Estos modelos aplicados correctamente permiten a las empresas tal como en el caso de Boeing el poder crear simuladores altamente sofisticados que pueden predecir condiciones y resultados igualables a una prueba de vuelo regular. Las leyes científicas una vez que se han verificado sirven como formulas donde se sabe que el resultado de A+B es igual C, y siempre que se utilicen las mismas variables el resultado será el mismo.

No así con la “acción humana”, hasta ahora no hay una ley que estipule que la acción A con los componentes B generara un resultado C al contrario debido a la complejidad del humano ya que las acciones son difíciles de predecir.

Es importante notar muchos logros obtenidos desde que Mises en el 1943 publicó su libro en cuanto a la motivación humana. De acuerdo a Jesús Huerta de Soto la economía es la ciencia que estudia los procesos de creación y transmisión del conocimiento empresarial[27], de donde deriva la función empresarial que coincide con la acción humana, o sea el modificar las circunstancias que nos rodean hoy y tratar de buscar aquellas que nos proveerán los mejores fines y logros. La empresa conlleva desde un sentido etimológico antiguamente la palabra “acción”.

¿Qué es la acción humana desde una perspectiva científica?: “Todo comportamiento o conducta deliberada, llevada a cabo por un humano”. Es interesante notar que Huerta nos afirma que las acciones humanas no pueden observarse objetivamente, pueden ser interpretadas en términos subjetivos.

Dado que la praxeología afirma que el individuo debe adoptar metas y creencias, sean estas erróneas o incorrectas, para poder llegar al empleo de ciertos medios[28], esto implica que la ciencia como tal no nos ayuda a determinar si la elección de estos valores y metas es sabio o propia o se ha escogido el método tecnológico adecuado para poder llegar al método correcto. Si nos basamos en creencias incorrectas como podemos buscar resultados correctos. Es difícil tratar de poder definir “acción humana” sin tomar en consideración las normas y reglas (valores y morales) que  le rigen.

Home-Agens, Home-Economicus y Home-Ethicus

Para poder comprender mejor el rol de una persona desde la perspectiva de su comportamiento tenemos que estudiar al hombre en sí mismo y sus funciones. Al tratar de definir al “humano” nos estamos refiriendo a una persona con valores, que los pone en práctica y toma responsabilidades de sus hechos.

El homo economicus (Robbins) el hombre calculador, el home agens, (Mises, Kizner – Huerta de Soto) el hombre que actúa. De acuerdo a Kizner el homo economicus se encuentra integrado en el home agens. De acuerdo a la teoría de la persona un cuerpo consiste en la parte química, mecánica y geométrica. Un hombre real consiste de un homo economicus, homo ethicus y homo religiosus.[29] Kizner no ve como separado tanto al homo-agens con el homo economicus. El homo-agens es un ser creativo, activo, humano alguien que está creando un medio por lograrlos por el contrario el homo economicus es un ser pasivo, automático y mecánico. Dado que el humano es un ser creativo, innovador y calculador es necesario poder brindarles las leyes y normas que le permitirán actuar de la manera correcta para no dejarse influenciar por situaciones donde pueda incursionar tales como: la codicia, la usura, el hurto, etc.

El tratar de fusionar estos tres tipos para lograr un cometido es bastante difícil ya que si uno funciona desde un mercado de equilibrio y el otro de un mercado de desequilibrio, no hay manera que puedan unificarse. Aunque ha habido más énfasis en el homo economicus debido a que muchas de las teorías organizacionales están basadas en estos principios. El homo agens se asemeja más hacia el enfoque Praxeologico. Tomando en cuenta esta base es necesario afirmar que  el homo ethicus juega un papel importante ya que el hombre por naturaleza es un ser agresivo y esa agresividad puede causar desequilibrios. Las crisis actual pueden llevarse a cabo de acuerdo a algunos economistas a la falta de regulaciones y control y el permitirle crear el balance por otro lado hay quienes piensas que la crisis actual se debe al exceso de regulaciones y la falta de un mercado libre.

La Acción Humana y la Motivación

Estudiando distintos métodos de motivación me encontré con el de FISH[30], un sistema que trata de enfocarse en como la persona puede descubrir la satisfacción y la diversión en su vida laboral diaria.

Es interesante notar que Mary Jane una vez que ha sido promovida a un piso donde no hay más que una rutina de trabajo mediocre concluye que las personas allí solamente están por tres cosas que la compañía ofrece: el sueldo, la seguridad y las ventajas[31] Así que sucedería si una de estas faltará.

Es la percepción de Mary Jane desde afuera, pero hay otros motivos que no son tan palpables como decía Freddy Koffman en su presentación a la UFM, esas personas encontraban en el lugar de trabajo una compañía que les daba un valor de acuerdo a sus capacidades. Ahora bien el ambiente tal vez no era propicio para un crecimiento personal ni de equipo. Este era el reto que debería sobrepasarse. Tras unos meses en el puesto y sin poder lograr ningún cambio y a punto de rendirse Mary Jane visita un puesto de pescados donde los vendedores están sonrientes, jocosos y gozosos. Mary Jane se imagina su oficina como este puesto de pescado y decide indagar qué es lo que mueve a estas personas a actuar de la manera que lo hacen.

A través de su relación con uno de los vendedores descubre que todo se relaciona a un sentido de mentalidad de “juego, el tomar una actitud positiva, el sentirse parte emocional del grupo y el poder contribuir en la vida de otros”. El determinar una actitud es muy importante para poder lograr el fin que la persona se proponga, pero la clave es poder pensar en otros y el valor de poder ayudar a otros mientras se realiza esta acción debe tenerse un concepto de “juego”.

Cuando hacemos  una elección fundamental, podemos cambiar nuestra visión y comportamiento,  tal como Fritz asevera “Cuando la gente toma una decisión fundamental para ser fiel a lo que es más alto en ellos, o cuando hacen una opción para cumplir un propósito en sus vidas, ellos pueden lograr fácilmente muchos cambios que parecían imposibles o improbables en el pasado”[32] Cuando nos alineamos a nuestros valores, entonces sabremos a donde queremos ir. A veces estos valores quedan sepultados en las tareas diarias y no tenemos una clara visión ya que nos vemos frustrados con las tareas diarias. Cuando hacemos una elección fundamental ese compromiso llega a ser transformacional. Esto nos provee una visión más clara del mundo y como este se comporta.

Uno elige hacer lo que hace como respuesta a la situación que percibe, porque le parece que es la mejor posible (dadas las circunstancias) para perseguir sus intereses de acuerdo con sus valores. Los hechos externos no son estímulos sino información.[33] Kofman, asevera que tanto los valores como los objetivos se encuentran entrelazados y la conciencia, y  la capacidad de elección es la esencia de la responsabilidad, la dignidad, la libertad y la humanidad condicional.

Los seres humanos actuamos por las motivaciones intrínsecas que nos mueven a buscar esas satisfacciones que no hacen sentir bien. Todo comportamiento de una persona es incondicionado y es la persona a través de la voluntad que determina la situación o el resultado.

Dentro del marco práctico si los mercados se rigen por normas establecidas éticamente el resultado será más provechoso para todos; tal como en un juego de “fútbol” es necesario contar con reglas que guíen el juego, (ética y moral) un premio o victoria como meta o fin. De qué sirve ganar el juego enviando jugadores al hospital o bien siendo sucio para lograr una victoria. Un juego limpio permite una mejor competencia con las reglas justas.

Conclusiones

Las personas tienden a buscar distintos fines aunque la acción que tomen los llevará  a alcanzar ese fin el medio que utilizarán variará de acuerdo a los valores éticos y morales que influyen a la persona. Aunque la praxeología en si es una ciencia que es neutral en cuanto a la ética ya que considera la acción como el medio, es conveniente poder encausar la ciencia a un fin productivo. Es por eso que un balance es necesario. Como hemos tratado de incluir al homo agens, homo economicus y el homo ethicus, es necesario además poder plasmar el componente económico, ético y praxeológico dentro del contexto del estudio de la “acción humana”. Es interesante notar que el balance siempre produce un mejor resultado ya que provee mecanismos de protección. El sistema judicial de los Estados Unidos está compuesto de tres ramas: El legislativo, el judicial y el ejecutivo. Que proveen un balance como protección a la constitución que beneficia a todos los ciudadanos Norteamericanos.

Es interesante notar que la Biblia nos muestra tres personas al hacer referencia de Dios: el Padre, el hijo y Espíritu Santo, lo que se conoce dentro del ámbito cristiana y católico como la trinidad. La trinidad crea una armonía perfecta y un balance que se reconoce como un Dios.

El estudio desde una perspectiva tripartita nos permite analizar mejor la condición humana y lo que determina su acción. En el jardín de Edén[34] nos permite analizar las consecuencias de la acción humana. El capítulo 3 de la Biblia encontramos la caída del hombre. ¿Qué motivó al hombre a pecar? Dado que tenía todo lo que podía desear para vivir y disfrutar plenamente, ¿Tenía el marco moral dado por Dios: “de todo árbol del huerto podrás comer, pero del árbol de la vida y la muerte no comerás, porque el día que dé el comas, morirás? No había necesidad del hombre para nada ya que todas sus necesidades físicas, fisiológicas, y espirituales estaban siendo suplidas. Porque razón desiste moverse de un nivel superior a uno inferior. Pudo haber sido el deseo de “poder” ya que la serpiente lo menciona “serás como un Dios” esa “codicia” a ser algo más, causa el desequilibrio en el jardín del Edén y la muerte como premio a la desobediencia.

De igual manera hoy en día sin duda alguna la codicia de algunas personas ha servido para que burbujas económicas exploten a nuestro alrededor creando caos, dolor, desesperación entre aquellos que se despierta una mañana y encuentran que todo el trabajo de su vida ha desaparecido.

La “acción humana” no puede ser regulada, pero si puede ser transformada e influenciada ya que el hombre piensa y actúa y aunque la praxeología en si no está interesada en investigar la relación entre el pensar y el actuar, este es necesario para poder determinar la lógica en las decisiones del ser humano.

Referencias

Ávila y Lugo, José. Introducción a la Economía. México: Editorial Plaza y Valdés, 2004.

Barcia, Roque D. Diccionario General Etimológico de la Lengua Española, tomo segundo.

Madrid: Establecimiento tipográfico de Álvarez Hermanos, 1881.

Beabout, Gregory R et al.  Beyond Self-Interest, A Personalist Approach to Human Action.

Maryland: Lexington Books. 2001.

Buchanan, Mark. The Social Atom. New York: 2007

Canals, Jordi. Monográfico Liderazgo, Aspectos Clave para un Liderazgo Eficaz en la Empresa.

España: IESE Publishing.

Carlisle, Arthur Elliot. MacGregor A Case Study.

Chinchilla, Nuria Ma. Y Maximilian B. Torres.

Monográfico Liderazgo, Aspectos Clave para un Liderazgo Eficaz en la Empresa.

España: IESE Publishing.

De Soto, Jesús Huerta. Socialismo, Cálculo Económico y Función Empresarial. Madrid: Union

Editorial (2.a edición). 2001.

Finnis, John. Fundamentals of Ethics. Washington, D.C.: Georgetown University Press. 1983

Kofman, Fredy. Resumen del libro: Metamanagement. La Nueva Conciencia de los Negocios.

Granica: Tomo 1.

Lundin, Stephen et al. Fish, La eficacia de un equipo radica en su capacidad de Motivación.

Ediciones Urano, S.A., Barcelona: 2001.

Mises, Ludwig Von. Epistemological Problems of Economics.3era, ed.: New York: 2003. xxiv

Mises, Ludwing Von. Human Action a Treatise on Economics. San Francisco: Fox and Wilkes.

Third Edition 1966.

Poli, Roberto. In the Concept of Person: The Social Nature of Persons. University of Trento and

Mitteleuropa Foundation.

Quinn, Robert E. Change The World, How Ordinary People Can Accomplish Extraordinary Results. San Francisco: Jossey-Bass Inc., Publishers. 2000.

Rothbard N., Murray. Man, Economy, State with Power and Market.

Alabama: Ludwig Von Mises Institute. 2006.


[1] Ávila y Lugo, José, “Introducción a la Economía”, México: Editorial Plaza y Valdés, 2004

[2] El verbo nemein, que significa arreglar, manejar o administrar es parte esencial de la integración de la palabra oikonomos.

[3] Ávila y Lugo, José. Introducción a la Economía, México: Editorial Plaza y Valdés, 2004. 46

[4] Mises, Ludwig Von. Epistemological Problems of Economics. 3era, ed., New York: 2003. xxiv

[5] Ávila y Lugo, José. “Introducción a la Economía” México: Plaza y Valdés. 2004

[6] Barcia, Roque D., Diccionario General Etimológico de la Lengua Española, tomo segundo. Madrid Establecimiento tipográfico de Álvarez Hermanos, 1881

[7] Finnis, John. “Fundamentals of Ethics” Washington, D.C.: Georgetown University Press. 1983

[8] Canals, Jordi. “Monográfico Liderazgo, Aspectos Clave para un Liderazgo Eficaz en la Empresa” España: IESE Publishing. 14

[9] La Acción Humana (Auburn, Ala.: Mises Institute, [1949] 1998), p. 3. Mises acá asevera que Espinas fue el primero en acuñar el término praxéologie en “Les origines de la Technologie,” Revue Phisophique 15 (julio y diciembre 1890)

[10] Murray Rothbard N. “Man, Economy, State with Power and Market” Alabama: Ludwig Von Mises Institute. 2006 1

[11] De Soto, Jesús Huerta “Socialismo, Cálculo Económico y Función Empresarial” Cap. II

[12] Murray Rothbard N. “Man, Economy, State with Power and Market” Alabama: Ludwig Von Mises Institute. 2006 5

[13] De Soto, Jesús Huerta “Socialismo, Cálculo Económico y Función Empresarial” Cap. II

[14] http://pursuit-of-happiness.org

[15] De Soto, Jesús Huerta. “Socialismo, Cálculo Económico y Función Empresarial” Madrid: Unión Editorial (2.a edición). 2001. p. 44

[16] Carlisle, Arthur Elliot. “MacGregor A Case Study”

[17] http://en.wikipedia.org/wiki/Enron_scandal

[18] http://www.diccionarios.com/consultas.php. Bacteria que se desarrolla en alimentos como la carne o los huevos, y que al ser ingerida puede provocar salmelosis, una enfermedad que se caracteriza por la intoxicación o una infección intestinal, que provoca fiebres muy altas y vómitos.

[19] Spencer, Naomi “US: Tainted peanut butter scandal deepens” Feb. 14, 2009 http://www.wsws.org/articles/2009/feb2009/pean-f14.shtml

[20] Karol Wojtyla es mundialmente reconocido como el Papa Juan Pablo II, quien fue profesor de filosofía antes de llegar a ser Obispo Cracow, Polonia. El entrenamiento filosófico de Karol Wojtyla es de trascendencia Artistotela y Tomasina ambas tendencias muy dominantes dentro de la cultura católica. Además desarrollo un interés en la escuela de pensamiento conocida como personalismo. IBID 39

[21] Beabout, Gregory R., Ricardo F. Crespo, Stephen J. Grabill, Kim Paffenroth, and Kyle Swan.  “Beyond Self-Interest, A personalist Approach to Human Action” Maryland: Lexington Books. 2001. 100

[22] IBID 101

[23] Mises, Ludwing Von. “Human Action a Treatise on Economics” San Francisco: Fox and Wilkes. Third Edition 1966. 33

[24] Chinchilla, Nuria Ma. Y Maximilian B. Torres. “Monográfico Liderazgo, Aspectos Clave para un Liderazgo Eficaz en la Empresa” España: IESE Publishing. 29

[25] Quinn, Robert E. “Change The World, How Ordinary People Can Accomplish Extraordinary Results” San Francisco: Jossey-Bass Inc., Publishers. 2000. P. 73-74

[26] Buchanan, Mark. The Social Atom. Pagina 26 New York, NY, 2007

[27] http://www.youtube.com/watch?v=Fp8ZakpfLLA “Lecciones de economía con Jesús Huerta de Soto

[28] http://mises.org/rothbard/praxeology.pdf

[29] Poli, Roberto. “In the Concept of Person: The Social Nature of Persons” University of Trento and Mitteleuropa Foundation. p. 1

[30] Lundin, Stephen, Paull Harry y Christensen John. Fish, La eficacia de un equipo radica en su capacidad de Motivación. Ediciones Urano, S.A., Barcelona, 2001

[31] IBID 25

[32] Quinn, Robert E. “Change the World. How Ordinary People Can Accomplish Extraordinary Results” San Francisco: Jossey-Bass, Inc., Publishers. 2000. 64

[33] Kofman, Fredy, “Resumen del libro: Metamanagement. La Nueva Conciencia de los Negocios” Granica, Tomo 1

[34] La Biblia: Genesis 2:8

Documento escrito por: Roberto Sánchez /VP of LCU

2 comentarios en “Economía, Etica y Praxeología

  1. Estimados hermanos en Cristo.
    de UNIVERSIDAD LOGO.

    Que la Bendición del Padre, de Hijo, y del Espíritu Santo, les llene, en todo momento.
    Gracias, por escribirme.

    HORA QUE QUE CONOZCAN ESTOS BLOG,s Cristianos, y los promuevan:
    1.- http://hablabiblia.blogspot.com/
    Y ESTE OTRO:
    2.- http://crandofinazaseticas.blogspot.com/

    Serán altamente valisos sus comentarios.

    En elamor de Cristo,

    JOSÉ ARCIA
    Pastor Colombiano.

  2. Pingback: Praxeología y las ciencias económicas y sociales -- Isauro Vielman

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s