La Comunicación en el Matrimonio

Uno de los propósitos de Dios al crear al primer ser humano fue tener comunión con el. Esta comunión se establecía a través de la comunicación entre ambos. Al ser creada la mujer, este proceso se repetiría con ella y se establecería entre estas dos primeras personas de la raza humana. La comunicación es algo intrínseco a las relaciones humanas.

El término comunicación es definido en el Diccionario de la Real Academia Española como la transmisión de un mensaje de un emisor a un receptor, también se define como conversar o compartir lo que se tiene.

El Dr. Norman Wright en su libro “Claves para una mejor comunicación en el matrimonio” lo define como “el proceso de compartir de uno mismo en forma verbal y no verbal de tal forma que la otra persona pueda entender y aceptar lo que usted esta compartiendo”.

Personalmente lo definiría como la transmisión de un mensaje en un lenguaje común a un interlocutor; el cual puede o no estar de acuerdo con lo que se le expresa. En este sentido, ampliaría diciendo que la buena o mala comunicación dependerá mucho de los participantes en ella, así como la forma en que es transmitido el mensaje.

La comunicación en el matrimonio cobra especial importancia dado el compromiso de carácter permanente que se adquiere ante Dios y testigos de continuar manteniendo dicha relación en forma permanente hasta que la muerte los separe.
Son muchos los factores que intervienen en la comunicación, para efectos de este documento abordaremos solamente algunos de ellos. Para efectos de este documento nos circunscribiremos a la pareja de cónyuges dentro del vínculo del matrimonio.
Muchos autores han estudiado la comunicación y han planteado diferentes teorías y puntos de vista en torno a ella. Por ejemplo, el Dr. Emerson Eggerichs en su libro “Amor y Respeto” , menciona estos dos elementos como vitales en una relación matrimonial. Si alguno de estos no esta presente en la relación conyugal no se establecerá una buena comunicación entre ambos miembros de la pareja.
El Dr. Eggerichs menciona que existe una diferencia ligado al género humano en la forma de interpretar las cosas. El autor propone la ilustración de que los hombres usan lentes de color azul y las mujeres lentes de color rosado para ver las cosas; con esto plantea que cada sexo valora las cosas de forma diferente.
Continuando con las diferencias entre hombre y mujer, el Dr. Gary Smalley en su libro “Para que el amor no se apague” nos ilustra esta diferencia entre los dos sexos citándonos los siguientes ejemplos:
Hombres: Mujeres:

a. Cuentan los hechos a. Cuentan los sentimientos
b. Son independientes b. Son interdependientes
c. Se comunican por acciones c. Se comunican por palabras
d. Tienden a competir d. Tienden a cooperar
e. Prefieren a los perros e. Prefieren a los gatos
f. Importante la posición (ganador)
g. Muy competitivo f. Complaciente
h. Controlador

Aprender a valorar las diferencias de nuestro cónyuge nos llevara a entenderle mejor, a no enojarnos cuando las cosas no se dan como quisiéramos, a comprender porque el no puede hacer mas de una cosa a la vez, a comprender que el es mas pragmático y menos sentimental, etc. Si hacemos esto, comprenderemos mejor la suplementaridad de cada uno como miembro de la pareja.

Tambien el Dr. Smalley y el Dr. Norman Wright nos plantean otros factores que intervienen en el tipo de comunicación que tenemos en el matrimonio. A saber:
- Tipo de personalidad
- Historia natural
- Orden de nacimiento
- Tipo de conversaciones internas
- Transfondo familiar
- Forma en que se transmite el mensaje, entre otros.

Ampliando algunos de los conceptos anteriores, el Dr. Smalley considera importante el conocer la personalidad de nuestro cónyuge, así como la propia para lograr establecer un mejor entendimiento, empatía y por ende una mejor comunicación entre ambos. Este conocimiento en ninguna manera se deberá usar como crítica en contra de la otra persona, sino más bien para fortalecer la relación.

Estudio de personalidades

El ser humano es una mezcla de personalidades, se dice que se han inventariado aproximadamente 30 tipos. Para nuestros efectos, diremos que el ser humano es una combinación de cuatro tipos de personalidad, en donde dos son las dominantes en cada persona.
Es importante aclarar que nacemos con estas características, pero las podemos controlar y moldear. El apóstol Pablo nos dice que no nos conformemos a este siglo, sino que nos renovemos en el espíritu de vuestra mente. Efesios 4:23.
El Dr. Smalley describe los rasgos de cada tipo de personalidad haciendo uso de comparaciones en el comportamiento de ciertos animales, el león, la nutria, el perro perdiguero y el castor.
En donde el león será aquella persona que se caracteriza por ser un líder en todo lugar, llámese trabajo, iglesia o grupo comunitario. El o ella orienta, toma decisiones, soluciona problemas, dirige ejércitos, crea edificios, instituciones y organizaciones. En el plano de comunicación no conversa mucho y a veces en su ímpetu puede lastimar a otros con sus palabras o acciones. Es determinado en conservar la iniciativa.
La parte negativa si se puede decir así es que, el león se puede convertir en un tirano tratando de conseguir lo que se propuso. Las personas con este tipo de personalidad no son nada diplomáticos y necesitan ser menos controladores y aprender más de las características del perro perdiguero.

Las personas con personalidad tipo nutria son aquejas que son divertidas, juguetonas, animadoras, fiesteras. Alientan a otros y son el enlace mismo en las relaciones. Les encanta hablar y son altamente creativos. Tambien por su impulso puede al igual que el león lastimar a otros sin mala intención.
Algunas características de estas personas son que desafían la autoridad y las reglas, regatean precios, dicen cosas espontáneamente sin medir las consecuencias de sus acciones, hablan sin pensar lo que dicen y atacan cuando están bajo presión. Por tanto, necesitan desarrollar sensibilidad hacia los sentimientos de otros por sus palabras o hechos.

El cónyuge con personalidad tipo perro perdiguero es el amoroso, leal, firme y sensible. Se mantiene unido a algo o a alguien. Es el que compra todas las tarjetas de saludo según dice el autor, pero a su vez es el que la sociedad llama un tanto nervioso. Sus emociones se ven fácilmente afectadas por otros. Es a su vez muy sacrificado y algunas veces se creen responsables por la felicidad de los demás. Es indeciso, pero nadie los puede superar en cuanto a su capacidad de escuchar y dar ánimo.
Tambien, en su afán de complacer a otros le cuesta decir que no a los compromisos y muchas veces esta sobrecargado de trabajo hasta el cansancio y lleno de actividades no prioritarias. Cuando esta bajo presión aminora su paso y aun hasta niega lo mal que pueden estar las cosas, eso es una debilidad en el que debe ser superada. Además, debe de concientizarse de su libertad y de asumir el control sobre su propia vida.

Los cónyuges tipo castor se caracterizan por ser grandes trabajadores, siguen las reglas, leen los manuales, muy buenos en controles de calidad debido a que son muy cuidadosos. Brillantes en acciones que exigen exactitud, de allí que muchos de ellos sean banqueros. Muy determinados en terminar los trabajos. Ellos ven las necesidades que deben atenderse, miran la cosa más mínima en una habitación. Pueden ser rígidos y organizados en extremo, lo cual puede incomodar a los que trabajan a su alrededor. Son muy detallistas y sufren de problemas gástricos por ponerse demasiada presión ellos mismos.

Lo recomendable en general, cualquiera que sea su tipo de personalidad es conocerse a si mismo, controlar las características dominantes sin neutralizarlas y cultivar las menos dominantes a fin de seguir creciendo como persona y en su relación con su pareja nos dice el autor.

Otro elemento que interviene en la comunicación son las emociones. El ser humano fue creado por Dios en forma tripartita, espíritu, alma y cuerpo. En el alma se encuentran las emociones, la voluntad y la mente o raciocinio. A continuación destinamos una sección a las emociones.

Emociones

Tal y como mencionáramos antes las emociones juegan un papel preponderante en nuestra comunicación. El autor Gary Chapman en su libro “Las cuatro estaciones del amor” , nos menciona que las emociones son muchas veces las que guían y dominan nuestras acciones o dicho de otra manera lo que pensamos ejerce gran influencia sobre lo que decimos y hacemos.
El Dr. Chapman dice que las emociones en sí nismas no son malas (son neutrales), el problema es lo que hacemos con ellas. Las emociones deberían estar moderadas por el razonamiento y éste a su vez guiado por la verdad para generar acciones constructivas y no destructivas.

A manera de ilustración el Dr. Chapman menciona el caso de una persona que esta enojada, desalentada, con sentimientos de soledad, dolor y rechazo. Estas emociones le conducirán a actitudes negativas, de desaliento, frustración y desesperación. La persona en esta situación la emprenderá contra su cónyuge empleando tanto una comunicación como acciones de tipo destructivo, hablándose con dureza, amargura y violencia. No es difícil imaginar que el clima de la relación será lo descrito anteriormente. A su vez, el alejamiento estará presente en la relación y ninguna posibilidad de negociar diferencias entre ellos. Las escasas conversaciones se vuelven discusiones o se adopta una postura de retraimiento o silencio. Sin ningún sentido de proximidad alguno.
Lo descrito anteriormente corresponde a una pareja en la etapa del invierno en su relación matrimonial según describe el autor en su libro.

Un cuarto factor está involucrado en la comunicación y son las conversaciones internas. Dicho concepto es acu/ado por el Dr. Wright tal y como pasamos a describir brevemente.

Conversaciones internas

Las conversaciones internas son mensajes que usted se dice a sí mismo, pudiendo ser estas sobre su persona, su cónyuge, eventos del día, Dios, etc. Este grupo de pensamientos tendrá un impacto directo sobre su comunicación consigo mismo y con su pareja.
A medida que se repiten algunos eventos a su alrededor, se repetirán los pensamientos y usted tendrá ciertas reacciones emocionales.
Su comunicación con su cónyuge dependerá del comportamiento de él hacia usted, así como también de su conversación interna. Lo que Usted piensa de su pareja determinará sus emociones, sus pensamientos y su manera de comunicarse con él. Está en usted decidir qué tipo de conversación interna tendrá acerca de su cónyuge, ¿será positiva o negativa?.
En este sentido resulta sumamente importante mantener un buen nivel de comunicación con nuestra pareja, en donde no existan sentimientos de enojo no resueltos o frustraciones. Nuestra comunicación debe ser clara, abierta y profunda.

Sin apartarnos del tema, pero ampliando el tópico de la comunicación, ¿conoce usted qué tipo de comunicación está teniendo con su cónyuge? A continuación le presento la siguiente pregunta que he adaptado del Dr. Smalley.
a. Qué tipo de comunicación tiene usted con su cónyuge?
b. ¿Qué tipo de comunicación quiere tener?
c. Usando la escala donde 0 es una comunicación malísima y 10 perfecta. ¿En qué nivel se encuentra su comunicación?

Niveles de Intimidad en la comunicación

Gary Smalley describe cinco niveles de intimidad en la comunicación, en donde el primero es un nivel superficial y el quinto un nivel significativamente profundo.
El primer nivel será aquel en donde se emplean “clichés” o frases prefabricadas rutinarias para comunicarse, como el que usarían personas desconocidas. Ejemplo, Como estas?, que tal te fue en el trabajo?… etc. etc. Este nivel de comunicación evidencia que la pareja tiene miedo a ir mas profundo en su comunicación y decide mantenerse en la superficialidad de la conversación.

El segundo nivel de comunicación es aquel en donde se expresan hechos o información. Ejemplo de esto serian, “escuchaste que se esta formando un huracán en el Pacifico?, Tienes que desviarte del camino porque están haciendo arreglos en la calle. Aquí ambas personas continúan en la superficialidad de la conversación. Se podría decir que, es una conversación segura y que no son muchos los conflictos matrimoniales que se inician en este nivel.

Un tercer nivel de comunicación seria aquel en donde se expresan sus opiniones , lo cual hace a esta conversación un poco menos segura que los otros dos niveles previos. Ejemplo de esto seria, “ como se le ocurre contratar a esa persona si no tiene ninguna experiencia”. Aquí la persona que hace el comentario se esta exponiendo a recibir una respuesta que muestre el desacuerdo de la otra persona y por ende se iniciaría un conflicto entre ambas personas. Si algún miembro del matrimonio se siente inseguro en la relación, evitará cualquier conversación que le pueda llevar a conflictos. La mayoría de las personas se mueven en este nivel como máximo en sus relaciones familiares.

Un cuarto nivel seria aquel en donde expresamos lo que sentimos. Ejemplo, “me hizo sentir muy mal el comentario que hiciste anoche”. Se esperaría que la otra persona profundizara preguntando, Como te sentiste? Y eso abriría la posibilidad de ahondar en el asunto y conocerse un poco más.

Por ultimo, el quinto nivel es aquel en donde se revelan nuestras necesidades. Ejemplo, “lo único que quiero es que me escuches mientras te estoy hablando”. Para que alguien use este tipo de lenguaje en su conversación, quiere decir que se siente seguro en su relación para decir sus sentimientos. Este es un nivel de conversación mas abierta en donde digo lo que siento y el receptor pregunta que puedo hacer para que te sientas mejor?

Según expresa Smalley un buen matrimonio será aquel en donde se comunican las necesidades mutuas. La meta en todo matrimonio debe ser poder llegar a los niveles cuatro y cinco. En otras palabras, poder tener la libertad de expresarse y compartir sus pensamientos, sentimientos y necesidades uno al otro, sabiendo que encontrarán el respeto y entendimiento debidos aún cuando no se esté de acuerdo en algo.

Diferentes autores han propuesto varios métodos para mejorar el nivel de intimidad en la comunicación. Seguidamente usaré el de Gary Smalley.

Métodos de comunicación

Existen tanto el método de comunicación verbal como el no verbal. Para efectos de esta asignación nos referiremos únicamente al método verbal.
1- Comunicación verbal
Una vez que se escucha atentamente se recomienda repetir lo que usted creyó escuchar para así aclarar cualquier malentendido si lo hubiera. Este es un clásico ejemplo del método usado en los restaurantes de comida rápida tipo McDonald.

2- Crear una constitución familiar en la cual se describan los valores y las cosas mas importantes para usted y su familia en el trato diario de unos con otros. Seguidamente menciono algunos de los puntos que se podrían incluir en la constitución familiar.
a. Escuchar atentamente a la persona que habla sin interrumpirla.
b. Respetar las opiniones diferentes a la nuestra.
c. Resolver cualquier enojo antes de irse a acostar.
d. Recibir y dar toques tiernos y significativos durante el día.
e. Tener actividades o experiencias juntas que nos unan.
f. Uso de las finanzas.
g. Asuntos espirituales, etc.

Tambien se pueden indicar los valores más altos que tenga la familia, los deberes y sus respectivas consecuencias en caso de no cumplirlos; de manera que la constitución será la que nos guíe y vigile. Un beneficio en este sentido es el relacionado a los ni/os, donde debido a la existencia de la constitución misma no hay necesidad de que usar el castigo físico (nalgadas) si se desobedece. Es importante que todos los miembros de la familia participen en la elaboración de esta y a su vez ser concientes de flexibilidad a este recurso para evaluaciones o ajustes posteriores.

3-Tiempo energizante, o lo que equivale a alabar durante sesenta segundos a una persona por sus cualidades o cosas que ha hecho.

4- Principio de la sal.
Usted da cierta información pero no en su totalidad para lograr captar toda la atención de su receptor y que éste desee más información de parte de usted.

5- Uso de cuadros emocionales hablados.
Esto equivale al uso de comparaciones (símiles o metáforas) que le permiten a usted describir a su cónyuge como se siente en un momento determinado respecto a algo. Ejemplo, cuando mi jefe me llamo a la sesión de directivos de la empresa me sentí totalmente intimidado como un conejo. El receptor de esta metáfora podrá ponerse en los zapatos del otro y entender plenamente cuales fueron sus sentimientos. De hecho el Se/or Jesús empleo esta técnica muchas veces para ilustrar sus ense/anzas.

Además de lo descrito anteriormente, podría hacerle las siguientes preguntas a su cónyuge para aumentar el nivel de conocimiento de sus necesidades.
a. ¿Qué podría hacer yo por el o ella para darle la energía o ánimo que necesita?
b. ¿Qué es lo que le roba la energía o desanima a usted?
c. ¿Qué puedo hacer para demostrarle que le amo?
d. Haga una lista de las ideas que el/ella le dan y manténgala a la vista o bien en privado si prefiere así. Deben ser cosas específicas y prácticas. Ejemplos;
- Manifestar que se alegra cuando su cónyuge llega a casa
- Reconocer las cosas que él o ella han hecho.
Tome en cuenta también cuáles han sido las quejas que él o ella le han expresado a lo largo del tiempo, eso puede estar reflejando una necesidad particular de su pareja.

También se podría evaluar a usted mismo al preguntarse:
- ¿Cuántas veces al día elogio o critico a mi cónyuge? Practique dar 7 elogios al día por cada crítica o sugerencia que le de usted a el o ella.
- ¿He mantenido mi nivel de enojo lo más bajo posible hoy?

Aplicando los cinco métodos de comunicación mencionados anteriormente, obtendrá las herramientas necesarias para crecer en el nivel de intimidad de comunicación con su cónyuge y pasará del nivel de conocimiento de los sentimientos (nivel cuatro) al nivel de conocimiento de sus necesidades (nivel cinco).

Por otro lado, es inevitable que en todas las parejas se presenten momentos difíciles, que pueden ir desde malosentendidos o simples disgustos hasta conflictos más profundos. Aprender como lidiar con éstos será parte importante de la relación misma y en este sentido saber comunicarse es esencial.
Siguiendo esta línea de pensamiento presentaré varias recomendaciones en cuanto a cómo debe ser la comunicación en la resolución de conflictos. Lo siguiente es una recopilación de lo sugerido por el Dr. Smalley y la Dra. Harriet-Lerner.

Comunicación en la resolución de conflictos

1. Hable cuando algún asunto sea importante para usted.
2.Tomar el tiempo para tranquilizarse y trate de solucionar el problema cuando los ánimos aún están exaltados.
3. Tome tiempo para pensar en el problema y clarifique cuáles son sus propias ideas al respecto.
4. Trate el asunto del momento no los conflictos o heridas del pasado.
5. Considere que todas las personas son diferentes y piensan distinto.
6. No acusarse mutuamente usando palabras como ”tú” en frases como “Tu nunca haces…. o tu siempre….”. Estas frases son acusaciones directas en contra de la otra persona y el resultado será que se ponga a la defensiva.
7. Use el pronombre “yo” para referirse a sus sentimientos, “yo creo, yo pienso…”
8. No diga a otros cómo tienen que pensar o que tienen que hacer.
9. Evite acciones o expresiones autoritarias, tales como, “renuncio, me estás matando, te odio, dormirás en el sofá”.
10. Reconozca que cada persona es responsable por sus actos.
11. Cuando discutan algo, deténgase y repita lo que usted cree que la otra persona está diciendo.
12. Lleguen a una solución en la cual los dos estén de acuerdo y no solamente uno y el otro esté resignado; si esto ocurriera ambos serían perdedores porque habría alguien frustrado.
13. Refleje en sus palabras acciones de respeto.
14. Es recomendable mantener un delicado contacto físico en la medida de lo posible.
15. Hable con amor escogiendo las palabras que usa.
16. Mantengan sus asuntos lo más privados posibles.
17. No usar el silencio como castigo a su cónyuge.
18. No usar el sarcasmo, irrespeto o berrinches,
19. No haga predicciones respecto al futuro, tales como “tú nunca… o tú siempre…”
20.No use afirmaciones o exageraciones como “esto nunca resultará o eres igual a …”
21. Resuelva cualquier sentimiento doloroso que tenga antes de resolver el conflicto, diciendo “No debí de haber dicho eso, me perdonas?”
22. No permita que la discusión del conflicto lo enoje, si eso ocurre trate más tarde.
23. No involucre terceras personas en el conflicto.
24.Hacer exigencias solo en aquellos casos en que mi cónyuge haya respondido favorablemente y este en la capacidad de hacerlo.

Otra metodología para llegar a una solución objetiva es poner el problema por escrito y anotar los pro o los contra de hacer o no hacer algo para darle solución. En algunos casos, valdría la pena anotar al lado de cada afirmación si ésta tendrá un impacto permanente o temporal.

Otro punto importante a destacar en la resolución de conflictos es el saber escuchar con empatía (además del amor y respeto). Donde escuchar con empatía se define como escuchar con una actitud de comprensión hacia mi cónyuge, sin hacer o emitir juicio interno (conversación interna) o externo sobre sus ideas.
Debe considerarse que, tal vez las motivaciones que mueven a mi cónyuge a actuar como lo hace pueden ser muy diversas, desde un pasado que se hace presente en la actualidad, hasta mi propia conducta que le mueve a actuar así. Con esto último quiero decir que, nos debiéramos de preguntarnos ¿qué estoy haciendo yo que podría estar provocando esta reacción en mi pareja? en lugar de estar acusándola.

Para que una buena comunicación se establezca, debe de haber al menos un miembro de la pareja suficientemente maduro en querer reconocer sus errores y desear solucionar las diferencias entre ambos.

Mostrar una actitud amorosa, de respeto, perdón y aprobación al cónyuge, será lo que marque la diferencia.

La meta en toda relación matrimonial debe ser sentirse ambos cónyuges seguros de expresar sus sentimientos y necesidades y a su vez saber que son considerados importantes por el otro. En este punto surge la pregunta ¿cómo debemos comunicarnos?

Como un ejercicio y con miras en mejorar la comunicación y profundizar el nivel de ésta, podría usar las siguientes preguntas como guía.

e. ¿Qué tipo de relación queremos?
f. ¿Cómo estamos en nuestra relación actualmente? Haciendo uso de una escala numérica, donde 0 será malísima y 10 perfecta. Que se necesita para que llevemos la relación matrimonial donde se requiere?

Finalmente, considero que la comunicación en la relación matrimonial no es algo estático, sino más bien algo dinámico que se continúa a lo largo de los a/os.
Debemos enfrentar los conflictos y los retos de la vida como pareja con la ayuda de Dios como nuestro guía y con su palabra que nos ense/a como moldear nuestro entendimiento para que la luz de Cristo ilumine nuestras mentes, molde nuestras emociones, nos dé la fuerza de voluntad para crecer en el amor tal y como es descrito en 1 de Corintios 13.
Nuestra meta deberá ser que la vida de Cristo se refleje en nuestro matrimonio en amor y unidad y de esta manera llegar a glorificar su nombre en medio de una sociedad donde prevalecen los deseos egoístas de cada cual.
Dios en su palabra nos instruye y nos guía como hacerlo.

Las Escrituras nos dicen:

“Si me amáis, guardad mis mandamientos” Juan 14:15
“Amarás al Se/or tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente” Mateo 12:37
“Un mandamiento nuevo os doy, que os améis los unos a los otros como yo os he amado” Juan 13:34.
“Y este es el amor, que andéis según sus mandamientos, que andéis en amor” 2 Juan 1:6
“Amarás a tu prójimo como a tí mismo” Marcos 12:31
“Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor, porque el amor cubre multitud de pecados” 1 Pedro 4:8
El amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”
1 Corintios 13:7

Bibliografía

Gary Chapman. Las cuatro estaciones del amor. Tyndale House Publisher. 2006.

Norman Wright. Claves para una mejor comunicación en el matrimonio. Editorial Unilit. 1994.

Emerson Egggerihs. Amor y respeto. Casa Creación. 2005.

Gary Smalley. Para que no se apague el amor.Editorial Caribe. 1996.

Biblia. Versión Reina Valera 1960.

Diccionario de la Real Academia Española.Versión Internet.

Por: Zaday DeMaster
Curso: Matrimonio y Consejería

About these ads

Un comentario en “La Comunicación en el Matrimonio

  1. me gusta mucho el tema del matrimonio y me encanteria recibir informacion acerca de talleres o cursos por internet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s