Sociología por que estudiarla?

Cuando recibí los libros de  sociología me di cuenta que nunca había estudiado algo como esto.

Pregunto.

¿Por qué voy a estudiar la sociología?

¿Me podrá facilitar una comprensión más profunda de la vida cristiana?

¿Podrá conducirme para desarrollar mi fe?

Oh sí, me preparará, para vivir en este mundo como cristiano, y a prepararme para ir al cielo.

Tendré una postura de amar más la sabiduría que desciende de lo alto.

Serviré mejor a la iglesia, como una comunidad y conduciré en un tema eminentemente bíblico.

En Los Ángeles CA. La mayoría de las personas no cristianas evangélicas, dicen que los

evangélicos, solo hablan de dinero, y todos los diezmos son para el pastor. Y esto la gente lo

dice por la mentada secta de la prosperidad, como también, en los Ángeles CA. Es el primer

1

estado, donde legalmente pueden casarse los homosexuales, y las lesbianas. En medio de estas

perversiones, la verdadera iglesia del Señor Jesucristo, tiene que tener una postura bíblica.

La homosexualidad, para Calvino es el horrendo de una lascivia antinatural.

¿Qué está pasando en el mundo?

Algunas que se dicen ser pastores, y con una biblia en la mano, que celebran bodas religiosas

entre parejas del mismo sexo, aquí en los Ángeles, CA. Pero realmente ¿Qué dice la biblia

respecto a esa perversión?

Al leer estos pasajes Bíblicos uno afirma que es abominable a Jehová, los que practican tales

pecados. (Levítico 18:22-30; 20:13; Génesis 19:24-28; 2Pedro 2:6; Génesis 18:20; 19:4; Judas 7;

Romanos 1:18-28).

Como dicen los de la agrupación Triunfadores de Sion.

El hombre blasfema, sabiendo que es malo, los hombres con hombres, mujer con mujer se dan

a casamiento. Ho Dios mío que desastres, Sodoma y Gomorra, dos grandes ciudades, fueron

destruidas, por sus grandes maldades. Lo mismo sucede hoy, ya no se puede confiar, hasta en

los programas de televisión, ya no son decentes ya todo cambio.

Maquiavelo, Descartes, Hobbes, Locke, Rousseau, Hegel, Comte., Darwin, Marx, y Freud decían:

La mente del hombre es la fuente de toda verdad; que el hombre es bueno por naturaleza y la

guerra es necesaria para el progreso de la humanidad; que las personas modernas ya no

necesitan a Dios, todas esas ideas contradicen manifiestamente la revelación bíblica.

2

Realmente con todo lo que piensan o dicen o dejaron escrito, la sabiduría del hombre es

todavía incapaz de responder las preguntas espirituales más importantes de la vida. La

verdadera sabiduría empieza con Dios. Job decía: he aquí que el temor del señor es la sabiduría,

y el apartarse del mal, la inteligencia. (Job 28:28) Entonces la sabiduría empieza en el temor de

Dios y confiando en él y arrepintiéndose de los pecados. Mientras que solo hay sabiduría

humana, aquello que es terrenal, animal, diabólico (Santiago 3:15) el ser humano no puede

conocer a Dios. Los pensamientos del ser humano son atacados en estos días por las filosofías y

mitologías mundanas en un intento a desviarse de la palabra de Dios que puede satisfacer las

necesidades del ser humano.

Los cristianos en Corinto tuvieron el mismo problema. Por eso el apóstol Pablo decía: Porque la

palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es

poder de Dios. Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, y destruiré el

entendimiento de los entendidos.  ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el escriba? ¿Dónde está el

disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo?   (1ª Corintios 1:18-

20).

La filosofía del primer siglo veía la sabiduría de Dios como necedad.

El hombre no tiene poder de cambiar su propio corazón. La sabiduría de Dios es infinita, no

necesita suplemento.

Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes

de los siglos para nuestra gloria (1ª Corintios 2:7).

3

La verdad de Dios salva a pecadores a través del sacrificio sustitutivo de su hijo, que es hecho

claro para todos.

Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del espíritu de Dios, porque para él son

locura, y no la puede entender, porque se han de discernir espiritualmente (1ª Corintios 2:14).

La sabiduría humana no puede ser empíricamente deducida por analizar datos y evidencia

física, Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón

de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman. (1ª Corintios 2:9). Solamente

viene como un regalo de Dios cuando su espíritu revela su palabra a individuos. Pero Dios nos

las reveló a nosotros por el espíritu; porque el espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de

Dios. Lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las

que enseña el espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. (1ª Corintios 2:10,13).

De manera que los sociólogos no cristianos han descubierto cosas buenas para la sociedad pero

la sabiduría humana no puede resolver problemas espirituales.

Por: Mateo Quiñonez, estudiante de Universidad Cristiana Logos @ 2015.

Diplomado en Ministerio a la Niñez!!

LOGOS Y MINISTERIO ENTRE NIÑOS TE TRAE EN OCTUBRE
¡¡ DIPLOMADO EN MINISTERIO A LA NIÑEZ !!
El ministerio Entre Niños existe para entrenar, motivar, entregar recursos y conectar a todos los que se encuentran realmente ENTRE NIÑOS. Dirigido a miles de maestros de Escuelas Dominicales que cada domingo llevan la Palabra de Dios a millones de niños alrededor del mundo.
Abierto para Inscripción – Online
Si deseas más información:
http://logoscu.com/forms/view.php?id=39126
Si deseas Inscribirte: http://logoscu.com/forms/view.php?id=20

2.portadafbentreninos

Sobreviviendo a la Adolescencia

???????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

PON PRIMERO A DIOS EN TU VIDA

Jesús lo expresó perfectamente: Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Jesús nos promete que cuando ponemos a Dios en primer lugar, nuestras vidas estarán en orden. No promete que tengamos una vida sin problemas pero si nos promete cuidarnos día a día si lo ponemos a Él como prioridad en nuestra vida. Tu respuesta a Dios afecta todas las otra ares de tu vida. Poner a Dios primero influye en mis relaciones familiares, con amigos en la escuela trabajo, salud.

Las personas con baja autoestima primero tienen un problema espiritual. Cuando permiten que el profundo amor de Dios sea puesto en el centro de sus vidas, están en el camino de vivir de acuerdo a su potencial.

VIVIR DE ACUERDO A TU POTENCIAL

Las decisiones que tomas hoy juegan un papel importante en quien te convertirás el día de mañana.

Muchas de las decisiones y costumbres que tú elegiste en tus años adolescentes permanecen contigo durante toda la vida.

Tú no tienes que vivir una vida de mediocridad y aburrida. El deseo de Dios para tu vida es que rompas las cadenas que te mantienen sujeto y que pongas tu vida a su disposición. Tú puedes elegir ser diferente. Haz decisiones positivas que jugaran una parte importante para determinar quién eres tú y en quien te transformaras en el futuro. Rompe las cadenas que te mantienen alejado de alcanzar el potencial que Dios te ha dado.

Hacer buenas decisiones respecto a tu futuro significa, primera y principalmente, responder al llamado de Dios en tu vida. Dios dice que hoy es momento de responder a su llamado. Si lo dejas de lado, puede ser que nunca hagas una decisión correcta.

Cuando Dios susurra en tu mente con una suave vocecita es necesario e importante responder en cuanto a las decisiones que tomaras pues hay decisiones que afectaran por toda la eternidad.

Tú puedes decidir hoy vivir la vida plenamente, puedes tomar la decisión de romper la cadena, atrévete a soñar en la persona en la cual te puedes convertir.

Tú tienes la capacidad de volar a gran altura como las águilas sobre el resto de la multitud, de pasar por encima de las depresiones. Dios te llama para que rompas el esquema y te liberes de la multitud, de las cadenas que te atan a tierra y puedas volar a gran altura como las águilas.

Volar alto no sucederá con excusas, la única manera es invitando a Jesús a ser Señor de tu vida y Señor de tus ambiciones.

Dios planta un sueño en el corazón de cada persona, como pequeñas ideas o deseos para hacer que el mundo sea un mejor lugar para vivir.

Una de las más grandes tragedias de nuestros días es que millones de personas luchan con intensos sentimientos de inferioridad. Sin la confianza que Dios está con nosotros, a nuestro lado impulsándonos, nos volvemos personas frágiles, lastimadas con facilidad.

La inferioridad comienza con sentimientos de duda acerca de uno mismo. Realmente se puede liberar de las trampas de una imagen negativa de sí mismo. Necesitas la ayuda de Dios, de amigos y familia que te estimulen positivamente. Debes tener el deseo de ser todo lo que Dios quiere que seas.

Alguien dijo: no conozco el mañana, pero estoy agradecido por el día de hoy y estoy tratando de hacer lo que más pueda en este día  que Dios me ha dado.

Daisy Ortiz

El comunicador Revolucionario

Image

Jesús, comunicador poco común; nunca escribió un libro. Las únicas palabras (o dibujos) que escribió fueron sobre arena. “En Jesús, el medio era inseparable del mensaje. La manera en que él se comunicaba era en sí una parte crítica de lo que él trató de transmitir” (JeddMedefind y Eric Lokkesmoe).

Jesús aprendió a conocerse. Tuvo que ir al desierto para averiguar quién era, Mr. 1: 12-13. Después de su experiencia del desierto, Jesús empieza a autodefinirse: “Yo Soy” Ex. 3: 14; Jn. 10; Jn. 18: 6. -Enumera tres de tus “Yo Soy”-. Las palabras tienen poder. Jesús siempre habló palabras amorosas, poderosas, y seguras acerca de si mismo, Lc. 4:.18-19. ¿Con qué palabras dulces y tiernas te alimentas? “Si una persona te dice que pareces un camello, no le hagas caso, si te lo dicen dos, mírate en un espejo”.

Jesús sabía estar a solas. Consideró el tiempo apartado de la multitud tan importante como el tiempo frente a ella. Jesús aprendió a vivir en soledad pero no era un solitario, Mr.1:35. ¿Cuánto tiempo de tu jornada dedicas a meditar y reflexionar? ¿Con qué frecuencia escribes en tu diario? Fue en el desierto que Jesús recibió opciones claras, relativas a sus dones especiales, Lc. 4: 1-13, Jn. 8: 23-29. “Sólo las ollas saben el hervor de sus caldos”

Jesús tenía anclas profundas, creyó en sí mismo. Nunca fue arrogante, pero tampoco negó su propio poder, Jn. 10: 7, Jn. 8: 14-29. ¿Cuánto crees en ti mismo? En tu opinión, ¿cuál es la diferencia entre aplomo y arrogancia? Jesús no buscó la aprobación de mecanismos externos. Sus acciones no se basaban en lo que pensaran Pedro, Juan, Santiago, los fariseos o Pilato. ¿De quién solicitas aprobación? ¿Cuál es tu postura de frente a tradiciones culturales y religiosas? ¿Cuál es el origen y fundamento de tu libertad? “El que es buen gallo, donde quiera canta”

Jesús ponía atención, aprendió a observar y a expresar lo que observaba. Vivió en una humilde casa de Galilea y aprendió a captar hasta en sus menores detalles la vida de cada día. Era atento a los detalles, notaba lo que a otros pasaba desapercibido. Invita además a prestar atención a los pequeños (Zaqueo) y a las pequeñas cosas (los lirios del campo, los pájaros del cielo, etc.…) Mt. 6, 25-31 ¿Qué tan atenta/o eres a los detalles? ¿Cuándo fue la última vez que te tomaste el tiempo para oler una rosa? Piensa en oportunidades que has perdido por no poner atención a detalles. “A buen entendedor, pocas palabras.”

Jesús era ingenioso y creativo, rompió moldes, Jn. 5: 16-17. Traspasó fronteras. No usó el lenguaje religioso de la época y cuando lo usó le dio otra dimensión, Mt. 5:38-45. Hablaba desde la vida y los sencillos captaban su mensaje. Dijo: el Reino de Dios se parece a un Padre… a una mujer… a una red… a un campo… Habrá más alegría en el cielo por un pecador que se convierta… Son los enfermos que necesitan al médico… Lc. 15, 1ss ¿Qué tan creativo eres? ¿Estás haciendo cosas nuevas, o solamente estás “absorbiendo como una esponja” lo que otros hacen y dicen? ¿Son los pobres y marginados protagonistas de tus historias? ¿Es su papel positivo o negativo? “Si del cielo te caen limones, aprende a hacer limonada.”

Jesús cuidó su energía, era muy consciente de sus recursos. Tenía una enorme energía y la uso para llevar adelante su misión, Lc. 9: 51-56. Sabía cuidarla. Tenía tal claridad acerca de su misión que evitó muchas fugas ya fueran reales o potenciales de su energía, Mt. 5: 37; Jn. 21: 20-22. Jesús era totalmente consciente de su energía, de su uso y objetivo, Lc. 8: 43-48. ¿Cuáles perdidas (fugas) de energía diaria te impiden estar concentrando en lo esencial? ¿Cómo le haces para reabastecer tu reserva de energía? ¿Con que frecuencia? ¿Qué tan consciente eres de tus recursos? Haz un recuento de la energía que utilizas en un día para promover la vida de las personas más vulnerables y en estado de riesgo. “El buen vino no merece probarlo, quien no sabe paladearlo.”

Jesús contó historias, fue un maestro de la narración. A menudo usaba parábolas – historias breves y concisas, en prosa o en verso, para ilustrar una lección moral o religiosa – para poner de relieve una idea o un punto concreto. Sus parábolas siguen siendo las historias más conocidas en el mundo. Jesús involucraba todos los sentidos de su audiencia; en sus historias tomaba elementos y personajes de la vida diaria, Mt. 13: 1 ss. ¿Qué metodología utilizas para evangelizar? ¿Qué códigos usas en tus presentaciones, homilías o temas? Lo que oyes lo olvidas, lo que ves lo recuerdas, lo que haces lo aprendes.

Jesús fue fiel a su misión, vivió en una época de grandes conflictos sociales. Tras la muerte del Bautista radicaliza hasta el extremo la esperanza en que Dios va a actuar en esta situación desesperada de un modo insospechado. Jesús sentía un apasionado compromiso por su causa, Lc. 9: 57-62; Lc. 12: 49-50; Mr. 9: 33-37. El estaba dispuesto a recorrer el camino a solas, si fuera necesario ¡y lo hizo! pues pagó el precio de su compromiso, Lc .14: 25-34. En el desierto y durante su vida pública, Jesús recibió varias oportunidades para renegociar su proyecto de vida, Lc. 4: 1-13 pero las resistió pues no iban de acuerdo con su misión, Jn. 6:15. ¿Cuál es tu misión? ¿Puedes definirla en una o dos frases? ¿Que causa persigue el trabajo que realizas? ¿En qué se parece al de Jesús? ¿Te apasiona? ¿Cómo demuestras tu adhesión y compromiso por esa causa? ¿Estás dispuesto a seguirlos, incluso si significa quedarte solo? “A cada uno le toca escoger, la cuchara con que ha de comer.”

Jesús habló con autoridad, no predicó su mensaje entre dientes o con susurros. Él gritó. Lo dijo en voz alta. Hablaba en público, al abierto; no se escondió para decir las cosas. Jesús no toleraba la falsedad y la mentira, Lc. 11:37-48. Con valentía desenmascaró la falsedad de los poderosos. Encaraba personas y situaciones directamente. Arrojó mesas y sillas, se enojó, Mt. 21: 12-17. Sabía que las palabras tienen poder y las usó para crear, sanar, arrojar demonios, calmar las tempestades y dar vida. Jesús usó la palabra y otros gestos para expresarse… e invitó a otros a hacer lo mismo. ¿Qué es lo que harías si fueras in poco más audaz? ¿Te responsabilizas de tus palabras y acciones o eres de los que tiras la piedra y escondes la mano? ¿Cuánto pagas a políticos, la prensa, escritores, para que se expresen por ti? “Al pan, pan y al vino, vino.”

Jesús apostó por la vida, no fue un profeta fatalista. El suyo es un mensaje de vida y esperanza, Jn. 5: 8-9. ¡Tú puedes hacerlo! ¡Toma tu camilla y anda! Jn. 5: 11. ¡Vamos Lázaro, sal de ahí! Jn. 11:43-44. ¡Talita cumi!, Mr. 5: 41. Jesús no fue neutral ante las necesidades e injusticias que encontró junto a los pobres, los marginados y abandonados. Se mueve en círculos de mala reputación rodeado de gente cuestionable, Lc. 7: 36-50. ¿Tu mensaje y acciones están destinados a mitigar el sufrimiento, sanar, liberar, anunciar buenas nuevas? ¿Qué características tiene tu círculo de amigos? ¿Qué opciones de vida has asumido recientemente? “Quien no se alimenta de sus sueños, envejece pronto.”

Jesús formó un equipo, era un joven que tuvo que confiar en otros para llevar adelante su misión, Mt. 10: 1-4. Jesús sabía que él no podía cambiar el mundo por sí solo, Mr. 1: 14-20. Antes de iniciar su trabajo, se formó un equipo. No buscó a sus seguidores entre los ya preparados y entrenados. En su grupo había de todo, él los formó y él creció con ellos. Los llamó a formar comunidad, Mr.1: 16-20. ¿Qué partes de un proyecto tratas todavía de hacer tú solo? ¿Por qué? ¿Quién podría ser tu colaborador? ¿Qué reto enfrentas hoy? ¿Quién lo enfrenta contigo? Jesús tenía un plan. Dio instrucciones claras a su equipo de apóstoles sobre la manera en que se podrían alcanzar los resultados deseados, Mt. 10: 5-16; Mt. 16: 21. A menudo habló acerca de lo que era parte o no del plan, Mt. 10: 17-42; Mt. 13: 10- 17. Jesús tenía metas claras. Su convicción, fidelidad y sentido de dirección se basaban en la confianza extrema en su Padre Dios, Mt. 12:28-30. ¿Cuál es tu plan? ¿Son sus objetivos claros? ¿Qué experiencia “mística” alimenta este Plan? “Una golondrina no hace verano.”

Jesús fue libre en sus relaciones. Cada uno de nosotros debemos responder o dar cuentas a alguien. Jesús sabía quién era su jefe, y se mantuvo en contacto constante con él, Lc. 6: 12; Jn. 17 1-26, Lc. 11: 1-4; Mt. 11: 1-6. ¿Cómo te relacionas con tus compañeros, con tu jefa o jefe? Jesús declaró estar relacionado con Dios y sin embargo convivía con prostitutas, ladrones, y recolectores de impuestos, Mt. 11: 18-19; Mt. 13: 11-17. Las personas se sentían bien consigo mismas estando en su presencia. Esto alteraba a la jerarquía religiosa, Mt. 12:1-21. No solo se cuestionaba su idea de Dios, sino que la identidad (y el poder) de ellos se veía amenazada. Jesús se relacionó con libertad con mujeres, incluso las de mala reputación. ¿Cuándo fue la última vez que te sentaste a platicar con una persona marginada, en situación de vulnerabilidad y de pocos recursos? ¿Cuál fue tu postura, tu actitud? ¿Cómo te relacionas con las personas del sexo opuesto? “El que no se siente en casa, no será un buen anfitrión.”

Jesús estaba abierto a las personas y a sus ideas, no fue instructor sino educador. Invitaba a los otros a crecer con pedagogía liberadora. Mr. 1: 21-22. Le llamaban “Maestro”, Lc. 11: 1-4. Jesús hizo preguntas como una herramienta de enseñanza. Él involucró al oyente en el proceso de aprendizaje, haciéndole preguntas para desafiarlo a pensar. A pesar que Jesús tenía la autoridad y el poder de Dios, fue por ahí preguntando a las personas. ¿Qué puedo hacer por ti?, Mr. 10:51. Constantemente preguntaba a sus discípulos lo que pensaban y preguntó también a la gente que encontraba. ¿Qué desean?, Mt. 9: 27- 31. ¿A quién buscan?, Jn. 18: 4. ¿Quién dicen que soy yo?, Mt. 16: 13. Jesús miró a la multitud y dijo: Felipe, ¿cómo vamos a alimentar a todas estas personas?, Jn. 6:5. ¿Cuándo fue la última vez que implementaste la idea de alguno de tus colaboradores? ¿Crees que todas las buenas ideas tienen que venir de ti? “Si te lo dan todo siempre masticado, nunca aprendes a comer por ti mismo.”

Jesús era transparente, fue transparente porque él no tenía nada que ocultar. No tuvo ninguna agenda oculta, Mt. 10: 24-25. El no tuvo ningún bolsillo secreto. Jesús no ocultó sus lágrimas, sus temores y sus alegrías. Fue transparente ante su pueblo, Mt. 11: 25-30. ¿Qué hecho o situación estas tratando de ocultar a tus colaboradores? ¿Cuáles son los obstáculos que te evitan ser un líder? Él trató de mostrar su humanidad para que los demás pudieran relacionarse y aprender de Él. La gente ansía la autenticidad. Jesús tenía miedo, Mt. 26: 36ss; Jn. 12: 27. Habló sobre sus temores con sus colaboradores. El luchó contra sus temores hasta el punto de sudar sangre en el huerto de los olivos. Aunque él rogaba a Dios que la copa de sufrimiento no pasara sobre él, con audacia anunció su identidad a sus verdugos, Mt. 26: 42; Jn. 18: 36. ¿Cuáles son los temores que te mantienen alejado de tus metas? “Por los frutos se conoce el árbol.”

Jesús supo decir adiós, delegar autoridad, “disminuir” y no aferrarse a una posición o cargo, requiere una confianza y libertad interior enormes. Jesús lo hizo antes de irse, Jn. 19: 25-30. Después de toda una vida de preparación y sólo tres años de aplicación y formación, tuvo que mirar su misión y, dejarla ir. “¡Todo esta consumando!”, dijo en su aliento de moribundo. Y entonces dejó ir todo, Jn. 19: 30. ¿Cuál proyecto o relación te tienen atado tan fuertemente que te está causando perder tu tranquilidad? Si pudieras escuchar a Dios susurrarte: “¡déjalo que se vaya!” ¿lo harías?. Si en verdad lo hicieras, ¿qué ganarías en el proceso como premio real? “Si el grano de trigo no muere…”

Jesús puso en práctica el poner atención. En la era de los medios de comunicación asumimos que en un mar de mensajes que compiten, lo único que importa es atraer la atención hacia ti. A la gente le importa cuánto sabes, en la medida que ellos sepan cuánto les importas. Cuando la gente se da cuenta que tienes un interés genuino en ellos, entonces ellos te darán su permiso para liderarlos. Aplicación: Convierte en un arte el hacer preguntas. Sacrifica las distracciones. Involucra a todo el cuerpo. Confirma tus percepciones. Cultiva la atención tomando especial nota de la gente que está en los márgenes. Aprende a observar. Expresa lo que observas.

Jesús se reunió con gente en su nivel y en sus propios términos. Asumimos que la comunicación efectiva tiene que venir de una posición de poder. Una de las cosas que vemos una y otra vez al estudiar las Escrituras, fue la manera en que Jesús comunicó su mensaje en términos que la gente entendía. Desde el pequeño niño hasta el líder de la sinagoga, todos podían captar Sus conceptos. Aplicación: Él mostró su encarnación por medio de la experiencia compartida. Él explicó términos en Su vida en términos que el oyente podía entender. Él mostró Su encarnación por medio de la cultura y las costumbres. Él usó la cultura y las costumbres para explicar principios celestiales. Él usó Su encarnación por medio de auto revelación. Él se hizo relatable,al establecer un terreno común.

Jesús hizo preguntas. Asumimos que cuando se hacen preguntas debemos dar las respuestas correctas. La verdad es que, en todas las eras, cuando quieres dar las respuestas correctas debes hacer buenas preguntas. A través de las escrituras, vemos a Jesús haciendo preguntas, como una herramienta de enseñanza. Él involucró al oyente en el proceso de aprendizaje, haciéndole preguntas para desafiarlo a pensar. Las preguntas tienen validez cuando añaden claridad a la situación presente. Las preguntas son válidas cuando se acomodan a la audiencia. Las preguntas siempre deben añadir espacio para que la audiencia decida.

Jesús era transparente. Asumimos que la imagen vende y que la emoción nos salva, pero la verdad es que, la gente ansía la autenticidad. En los medios actuales de comunicación, existe una gran presión para ser como los demás, y para ocultar nuestra debilidad. La manera de enseñar de Jesús era muy diferente. Él trató de mostrar su humanidad para que los demás pudieran relacionarse y aprender de Él. Aplicación: Premia decir la verdad más que lograr una imagen. Construir el carácter en lugar de las impresiones. Dar lo que tienes, en lugar de lo que deseas haber tenido. Romper con las expectativas, el cliché y las respuestas adecuadas, cuando éstas distorsionan la realidad.

Jesús contó historias. Asumimos que las historias buenas decoran la comunicación efectiva añadiendo una cobertura de azúcar a los hechos. La verdad es que, las historias buenas proveen una comunicación efectiva, y los hechos significan virtualmente nada, a menos que sean parte de una historia. A todos les gustan las buenas historias, y es posible que recuerden más una historia que una lista de hechos. Una gran comunicadora usa historias para lograr una impresión duradera en la mente de su audiencia. Aplicación: Evita divagar teniendo una descripción clara del motivo por el que estás contando la historia. A pesar del valor de la brevedad, son importantes los detalles y descripciones. Muestra y no hables. Involucra todos los sentidos de tu audiencia, no solamente sus ojos. Aplica el principio de la intriga. Usa toda herramienta a tu disposición.

Él consideró el tiempo apartado de la multitud como más importante que el tiempo frente a ella. Asumimos que un buen comunicador hace que sucedan las cosas estando frente a una multitud. La verdad es que sin un tiempo apartado de la multitud no tenemos nada que ofrecerle. Jesús nos mostró que solo podemos ser tan buenos comunicadores como lo somos en nuestro tiempo privado. En realidad, mientras más tiempo pasamos en soledad, mejor preparados estamos para comunicarnos en público. Aplicación: Planea tiempo para estar solo. Permite que tus mensajes provengan de éste tiempo a solas. Rechaza predicar algo a menos que lo hayas vivido. Escribe tu diario con frecuencia. Permite un tiempo para que tus mensajes maduren.

Él fijó su rumbo al definir el éxito de la verdadera comunicación. Asumimos que el éxito es conseguir lo que quieres. La verdad es que el éxito es dar lo que tienes. Si no tenemos eso en mente, los resultados que esperamos con nuestra comunicación, corremos el riesgo de jamás alcanzar ese propósito. Es por esa razón que nuestra comunicación debe ser bien planificada. Aplicación: Comienza teniendo en cuenta el final. Planifica tus elementos para llevar a la audiencia por la senda. Mantén el propósito ante tus ojos cuando presentas. Provéeles una manera de aplicar lo que han aprendido.

Conclusión: Todos pueden ser mejores comunicadores, la clave es practicar. Jesús nos ha provisto de un excelente ejemplo para seguir.

Por:   Jorge C. Maldonado

Renovando la Evangelización

Las denominaciones históricas deberían responder a los problemas actuales de la evangelización, no apartándose de ella sino redimiéndola y después restaurándola a una posición de honor dentro del ministerio completo de la iglesia. Pienso que las posibilidades para esto dentro de la tradición Metodista son extremadamente buenas

La renovación que se necesita en esta área no ocurrirá, sin embargo, por casualidad ni por accidente. Necesitará de empeño paciente y autocrítica reflexiva durante una generación completa. No es rápido, ni fácil. Esta clase de renovación  fundamental requerirá de nosotros sudor, lágrimas y oración persistente. Demandará creatividad e innovación de naturaleza práctica, y una revolución teológica en nuestra forma de pensar.

Hay dos supuestos tras este enfoque de evangelización. Primero, los Metodistas son personas a las que les gusta pensar y dejar pensar. Necesitan los medios para llegar a un acuerdo en las cuestiones fundamentales que les preocupan sobre la evangelización. Hasta que suministremos esto, no llegaremos muy lejos a la hora establecer un ministerio de evangelización responsable que podamos abrazar y mantener a través de los años. En segundo lugar, el desarrollo de un ministerio de evangelización adecuado necesita en parte ser dejado para aquellos que sobre el terreno realizarán tal programa.

Muchos metodistas encuentran esto difícil de creer; o no quieren creerlo. En lo que sigue quiero mostrar esa evidencia lo más concisamente posible.

Es crucial el reconocer que la evangelización depende primera y primordialmente de la obra del Espíritu Santo. Este es el terreno más seguro para el optimismo acerca del futuro de la evangelización en el metodismo y en cualquier lugar. Wesley y sus colaboradores reconocían muy bien este hecho. Ellos se encontraron a sí mismos dentro de un movimiento que surgió cuando el Espíritu Santo invadió e inundó sus vidas.

Juan Wesley se enfoco sobre el  tema de la obra del Espíritu en la evangelización. Puede compararse a Wesley con Jonathan Edwards y con Charles Finney. Edwards presenció precisamente la misma clase de fenómeno en el Gran Avivamiento que presenció Wesley. Ciertamente Wesley leyó a Edwards muy cuidadosamente y recomendó sus obras a otros con entusiasmo.

Edwards se dedicó a comprender, enseñar, defender y aconsejar; en virtud de tantos inadaptados prestos a desviar de la fe autentica a muchos. Al leer a Edwards uno capta un profundo calvinismo en el trasfondo. La obra de Dios es, después de todo, la obra de Dios.

Dentro de la tradición calvinista se sostiene que los avivamientos en la Iglesia son un asunto de decreto divino. Dios se mueve, ocurren transformaciones y después todo vuelve a ser como de costumbre. La obra de Dios en la conversión y en las temporadas de avivamiento es milagrosa.

Es completamente un asunto de acción y elección divinas; aunque Dios obrará por medio de instrumentos humanos libres cuando decida moverse.

Casi un siglo después del ministerio de Edwards,  Charles Finney abrió camino a través del este y del medio oeste de los Estados de Norte América con fruto de miles. Aún hoy, es una leyenda en su ejemplo en el enfoque de la evangelización, practico y humano creyendo la obra esencial del Espíritu Santo. Sin embargo, Finney al final reconoció que había fallado al no dar suficiente importancia a la obra del Espíritu en sus esfuerzos.

Los avivamientos no son milagros, son efectos predecibles de ciertas medidas que la iglesia pone en práctica en la cosecha de almas.

No tenía tiempo para una religión pasiva,  de espera ociosa como un calvinista cansado, a que Dios enviase un fuerte viento del Espíritu. Esto lo enfrento enérgicamente con los moravos.

Insistió en que el pueblo de Dios debiera sentarse y conversar sobre la obra de Dios, y entonces, inspirados y guiados por el Espíritu Santo, poner por práctica aquellas costumbres y tradiciones que mejor sirviera al Espíritu Santo. El era un asiduo organizador, predicador, maestro, crítico, escritor de cartas, controversista, motivador, y teólogo.

Además, cuando el barco es sacado del puerto no puede moverse sin los vientos impulsado por velas manejadas con destreza. Igualmente en la obra de la evangelización. La Iglesia ha de ser aparejada con diverso equipo, especialmente con el evangelio de Jesucristo.

Uno no puede ser finalmente pesimista sobre el futuro de la evangelización. Basta con saber que es una obra que depende crucialmente de la obra del Espíritu Santo. La fe, por medio de los ojos de la revelación divina, ve que la obra de evangelización es finalmente la obra de Dios.

Dios bien puede usar toda clase de instituciones en este proceso, incluso si la cosas están tan sombrías como algunos piensan, siempre hay posibilidad de renovación.

Merece ser señalado que la Iglesia Metodista tiene recursos sorprendentes que, si son genuinamente puestos a disposición del Espíritu Santo, podrían mostrar tener un fruto extraordinario en la evangelización.

La Iglesia Metodista está en un lugar excepcional para ser una fuerza vital en la evangelización de años venideros. Tiene un sorprendente número de iglesias esparcidas virtualmente por cada distrito del país.

La Iglesia Metodista tiene un deseo real de crecer en la gracia, y una gran sed por conocer al Dios viviente. Tiene una magnífica herencia teológica que una vez inspiró y sostuvo una era espléndida de evangelización responsable, rescatada de nuevo en la obra realizada en las comisiones sobre doctrinas y en las labores eruditas de los escritos de Wesley.

Los metodistas han insistido en que el evangelio sea dirigido a la persona en su totalidad: mente, emociones y voluntad. Han rehusado establecer que el crecimiento de la iglesia sea la esencia de la evangelización. Han procurado hacer discípulos completos  de Jesucristo que se esfuerzan en proseguir adelante, hacia la total perfección. Los especialistas en el crecimiento de la iglesia tienen mucho que decir a los metodistas modernos, pero a cambio Wesley puede actuar como un correctivo sano para la tradición del crecimiento de la iglesia.

Sé que el arte de la evangelización hay que aprenderlo de nuevo, que las buenas nuevas del evangelio se han relegado en algunos lugares a los bancos traseros de la iglesia, y que hay algunos que se han dejado llevar por importantes temas secundarios.

Mi reivindicación es la que muchos de fuera han hecho: hay en la Iglesia Metodista una fuente tremenda de potencial.

La renovación en la evangelización no será fácil. El día se acaba y nuestro período de aprobación casi se termina. No podemos permitirnos otra generación sin actuar. La evangelización requerirá de nosotros un trabajo arduo en múltiples áreas. Tomarlo con la seriedad que se merece puede significar una revolución para muchos pastores; implicará una renovación intelectual y teológica por toda la iglesia; y significará una lucha espiritual que nos agitará hasta las bases y nos conducirá a mucha oración y ayuno.

¡Aun así Dios nos llama a actuar y a avanzar con compasión, fe, y esperanza!

Por Jorge Maldonado

 

????????????????????????????????????????

Por Jorge Maldonado

Alguien se ha hecho la pregunta ¿cuánto debe ganar un predicador? Probablemente alguien diga si un CEO de una compañía puede ganar millones, ¿porque no un predicador? ¿Es un predicador un profesional o es un ministro? ¿Alguien puede decir es ambos? Por lo tanto las preguntas pueden seguir expandiéndose hacia otros campos. En el mundo de hoy es normal ver predicadores como estrellas de cine, tal como el siguiente reportaje en inglés lo expresa. La vida lujosa de algunos predicadores es comparable a las estrellas de cines, mansiones, joyas, carros, aviones, etc.

Ahora bien, no hay nada malo con que la persona haga millones, la pregunta es ¿cómo los hace? ¿En base a qué? Las corporaciones ofrecen servicios o productos al cliente. Se puede decir que la iglesia ofrece un servicio por el cual ¿algunos deben ser compensados considerablemente? Un CEO tiene como objetivo hacer crecer el negocio para que produzca de manera que los productos o servicios puedan ser adquiridos por los compradores. Cuál es la función de la iglesia o ministerio, ser un negocio o poder invertir en las personas para que estas puedan invertir en otros de manera que el Reino de Dios se expanda.

Hay predicadores que han tomado la teología de la prosperidad como su manual bíblico y dedican el 90% de sus predicaciones a este tópico y se justifican. Algunos en menos de 10 años han crecido de reuniones en hogares a miles de feligreses, por lo tanto su salario se deriva de acuerdo al número de creyentes. Supongamos que el pastor decide tomar $10.00 por cada miembro cada mes y si cuenta con 25,000 miembros. Es esto justo o debería el sueldo del pastor fijarse en una cantidad específica sin importar el número de miembros. Muchas denominaciones utilizan este sistema ya que están reguladas por la denominación, no así las iglesias pentecostales o apostólicas donde la única autoridad es el líder, quien hace y arma como desee. ¿Es esto bíblico?

Hay muchas preguntas que no tienen una respuesta directa, por eso debemos volver a la Palabra y buscar en ella las respuestas a estas interrogantes.  En el Antiguo Testamento el sacerdote no podía enriquecerse de hecho no poseía tierras a diferencias del rey que si podía tener tierras, pero tampoco podía adquirir demasiados caballos, mujeres, etc.  (Deut. 17:17). También dice: ni plata ni oro amontonará para sí en abundancia. (Deut. 17:18). Esta palabra era para el rey de Israel. Luego vemos que no sucedió así con Salomón, que hizo todo lo contrario a esta palabra y ¿cuál fue el resultado?

Vamos al Nuevo Testamento y encontramos a un apóstol Pablo trabajador, que tenía muchos hijos espirituales pero no vivía de éstos, de hecho los líderes trabajaban: “Nos fatigamos trabajando con nuestras propias manos; nos maldicen, y bendecimos; padecemos persecución, y la soportamos”. 1 Cor. 4:12. Esta palabra me dice acerca de un trabajo físico y no solo eso sino que nos dice en 1 Tes. 2: 9: Porque os acordáis, hermanos, de nuestro trabajo y fatiga; cómo trabajando de noche y de día, para no ser gravosos a ninguno de vosotros, os predicamos el evangelio de Dios.

Pablo podía tomar del dinero de las ofrendas y utilizarlo para el Evangelio, pero no Pablo para El, lo más importante era el Evangelio. Me pregunto, cuantos líderes dedican tiempo a la Palabra en comparación de los mega edificios que levantan. Hoy en día tenemos que los pastores o líderes, son empresarios, arquitectos, administradores, asesores financieros, conferencistas, evangelistas, pastores, maestros, apóstoles, obispos, directores de radios, TV, padres de familia, etc. Son unos súper hombres que todos tratan de imitar.

¿Es esto correcto? ¿es esto lo que Evangelio nos enseña? Vean el siguiente reportaje y formen su propia opinión, pero les invitamos a estudiar la Escritura para que cada uno pueda aprender y ser más como Jesús cada día.

La última pregunta, ¿sería Jesús igual que estos predicadores? o en nuestra sociedad como se mostraría. Personalmente creo que sería más como un Billy Graham, que nunca pidió más de su salario para vivir, siempre vivió en su misma casa y nunca buscó riquezas. Recuerden que ni aún lo hombres más ricos viven en mansiones súper lujosas como el caso de Warren Buffet y Carlos Slim, de hecho la casa de Warren Buffet la ha tenido por años y está en una esquina regular de un vecindario de clase media. Esta persona tiene millones de millones, pero su estilo de vida no demarca quien es.  ¿Él sabe quién es? Es Warren Buffet, uno de los hombres más ricos del mundo y no ostenta nada sino dejar sus millones para el beneficio de la humanidad, de hecho sus hijos no recibirán su herencia a lo cual estos están de acuerdo, pero no así nuestros amigos predicadores que deben dejar un legado millonario a sus ancestros. No está mal bendecir a nuestros hijos, pero no dejarlos millonarios en base a dinero tomado para el Reino de Dios.

Consejeria de Estrés.

Captura de pantalla 2013-10-09 a las 10.21.38Aconsejar es una tarea difícil para todo consejero y especialmente cuando se trata  de ayudarse primero así mismo para poder aconsejar a otro, generalmente las presiones de la vida posmoderna que se manifiestan en descarga en nuestro organismo debido al estrés, que son el producto de una vida desorganizada y cual necesitamos mejorar.   La clase del maestro me ayudo a entender los constante problemas involucrado en la vida de otros y de mi mismo, que en el pasado tuvo ha destrozar el funcionamiento adecuado de mi cuerpo, es decir: cerebro, nervios, Corazón, digestión y funcionamiento muscular entre otros.  La típica creencia que si un Cristiano tiene estrés es un absurdo y estamos siendo victima del enemigo. Aunque la realidad de lo aprendido por medio esta clase me demostraron lo contrario.

En el pasado tuve a sufrir graves penurias psicológica, física y en ocasiones espiritualmente extenuante. Esto me condujo al agotamiento por el exceso de trabajo, pérdida progresiva de idealismo, energía y propósito que experimentan las personas dedicadas a brindar ayuda profesional a otros individuos, como consecuencia yo mismo padecí todo esto por el decadencia del trabajo. Bíblicamente, podemos describir lo anterior como “desgastarse tratando de hacer el bien”. El agotamiento es común en todos los profesionales que se dedican a ayudar a otros, incluyendo a los consejeros y los ministros. Según Dr. Stacey esto ocurre con mayor frecuencia en personas perfeccionistas que son idealistas, profundamente comprometidas con su trabajo, renuentes a decir no y con inclinación a ser trabajadores compulsivos.  Por medio de este estudio comprendí que existen seis áreas evítales para confrontar el estrés o el agotamiento:

1. Necesitamos la fortaleza espiritual que se obtiene a través de períodos regulares de oración y meditación en las Escrituras.

2. Necesitamos el apoyo de unas pocas personas que nos acepten por quienes somos y no por lo que hacemos.

3. Cada uno de nosotros necesita al menos una persona amorosa y comprensiva con quien poder llorar; una persona que conozca nuestras debilidades, pero en quien podamos confiar de que no usará dicho conocimiento en contra nuestra. Cada uno de nosotros debe evaluar constantemente el impulso fundamental de alcanzar el éxito.

4. Necesitamos recordar que nuestro valor personal proviene de Dios y no de la necesidad de producir o ser exitosos.

5. Necesitamos tomar tiempo libre o períodos regulares lejos de personas demandantes y horarios de trabajo.

6. Mejorar nuestras destrezas ministeriales es de gran ayuda para evitar el agotamiento y aprender cómo manejar el conflicto, cómo aconsejar mejor, o cómo decir “no”. Podemos compartir la carga animando a otros creyentes a ser consejeros voluntarios sensibles y a ayudar a otros a llevar sus cargas.

Los lideres de hoy vivimos y trabajamos a un ritmo muy acelerado y el problema esta en nosotros mismo, necesitamos hacer frente a las incertidumbres y a los cambios para no vivir tan preocupados que la vida nos enfrenta constantemente a situaciones que ponen a prueba nuestra capacidad de adaptación. Necesite aprender decir “no” y dejar de “controlarlo todo” sino tratar de hacer lo que esta a mi alcance. Actualmente puede comprender las señales que me envía mi cuerpo y reconocer con claridad cada situación que se presenta y vivir mi presente con mas confianza y mas óptimos. Así comenzar a salir del estrés aceptando mi realidad y tomando una actitud de apertura en mi mente, pensando que si huir la solución la tensión nerviosa podría conducirme a tener un grave conflicto interno en una amplia escala de situaciones externas. En pasado experimente mucho conflictos con mis compañeros y algunas veces tratando de solucionar dichos problemas el conflicto se agudizaba mas. Sentía que tenia muchas responsabilidades y estas me afectaba individualmente pensando que no podía satisfacer las exigencias conflictivas de las personas que tenían mayor autoridad que un servidor. En muchas ocasiones percibía que el mi supervisor no entendía todas mis responsabilidades y trata de trabajar como un equipo no comprendían los objetivos y las expectativas que les planteaba. Todo esto me bloqueaba y lo sentía como una barrera practica ante la imposibilidad esclarecer mis ideas ante la pretensión de verme bien ante las exigencias sociales que me rodeaban. Mis pasada angustias emocionales fueron un factor que me motivaron a renovarme a mismo para confrontar ciertas situaciones de experiencias emocionales ante el exagerado desgaste que tuve sufrir por mi mala administración del tiempo. Pero gracias esta clase mi vida se fortaleció y aprendí a tomar un buen ritmo. Por ejemplo: Pude lograr adaptarme rápidamente a los cambios y asimilé la importancia de la tolerancia y la incertidumbre. La planificación para actuar mejor en mis acciones utilizando el correcto mecanismo para resolver los problemas. Aplique en mi vida el hecho de obtener ayuda de fuentes externas ante la creciente interdependencia de mis necesidades. El hecho de afrontar los aspectos emocionales ante las diferentes crisis que se nos presentan y tratando de resolverlo ante la posibilidad que esto puedan surgir debido a los conflictos no resueltos de inmediato; pero aun así, considere lo que aun no estaba resuelto, darme a conocer a mismo las debilidades que me rodeaban, para evitar las defensas destructiva ante la ansiedad.  Este estudio me dio ideas positivas para afrontar el estrés inapropiado y no dejarme dominar ante la presiones de la vida hasta el punto de desorientarme, sino poder pensar mas flexiblemente sin contrariedades y que estas no me afecten por las desilusiones aisladas de un mundo irreal. Evitar usar la manipulación con otras personas para que estos hagan las cosas en contra de su voluntad, de modo que no afecten sus emociones, evitando reprimir sus sentimientos hasta el grado de reprimirlo. Entendí que dicha actitud podría general desesperación hasta el punto de recurrir a la medicina convencionales, que el pasado produjeron en mi un excesivo estrés, por los efectos secundarios de dichos medicamentos. Mi actual estilo de vida vegetariano es muy beneficioso por que me ayuda a combatir la enfermedad de colesterol y alta presión arterial, etc.; ejercicio de caminar un promedio de treinta minutos diarios y el ejercicio de relajamiento, ejercicio de escucharme a mi mismo, el hecho de enfrentar mis problemas con una actitud positiva en todas mis actividades primordiales, esto me hace sentir bien y me da mi lugar; trato de descansar lo suficiente con el fin de que mis tensión muscular este relajada, Paso mas tiempo en oración con Dios, percibido que no todo es perfecto, estoy disfrutando al máximo mi familia, no me estoy comprometiendo mas de lo debido para no tener sobrecarga mi vida y trato de tomar ningún compromiso que no pueda cumplirlo, estoy fomentando un ambiente tranquillo en mi hogar y el trabajo, suelo leer libros inspiradores para lograrlo. Creo que mi vida a gira mas de ciento ochenta grados después que escuche al Profesor Stacey, posibles consecuencia y soluciones del estrés, que Gracias a Dios eh podido aplicar en algunos aspecto en mi vida.

– Antonio Encarnación –