Alguien se ha hecho la pregunta ¿cuánto debe ganar un predicador? Probablemente alguien diga si un CEO de una compañía puede ganar millones, ¿porque no un predicador? ¿Es un predicador un profesional o es un ministro? ¿Alguien puede decir es ambos? Por lo tanto las preguntas pueden seguir expandiéndose hacia otros campos. En el mundo de hoy es normal ver predicadores como estrellas de cine, tal como el siguiente reportaje en inglés lo expresa. La vida lujosa de algunos predicadores es comparable a las estrellas de cines, mansiones, joyas, carros, aviones, etc.

Ahora bien, no hay nada malo con que la persona haga millones, la pregunta es ¿cómo los hace? ¿En base a qué? Las corporaciones ofrecen servicios o productos al cliente. Se puede decir que la iglesia ofrece un servicio por el cual ¿algunos deben ser compensados considerablemente? Un CEO tiene como objetivo hacer crecer el negocio para que produzca de manera que los productos o servicios puedan ser adquiridos por los compradores. Cuál es la función de la iglesia o ministerio, ser un negocio o poder invertir en las personas para que estas puedan invertir en otros de manera que el Reino de Dios se expanda.

Hay predicadores que han tomado la teología de la prosperidad como su manual bíblico y dedican el 90% de sus predicaciones a este tópico y se justifican. Algunos en menos de 10 años han crecido de reuniones en hogares a miles de feligreses, por lo tanto su salario se deriva de acuerdo al número de creyentes. Supongamos que el pastor decide tomar $10.00 por cada miembro cada mes y si cuenta con 25,000 miembros. Es esto justo o debería el sueldo del pastor fijarse en una cantidad específica sin importar el número de miembros. Muchas denominaciones utilizan este sistema ya que están reguladas por la denominación, no así las iglesias pentecostales o apostólicas donde la única autoridad es el líder, quien hace y arma como desee. ¿Es esto bíblico?

Hay muchas preguntas que no tienen una respuesta directa, por eso debemos volver a la Palabra y buscar en ella las respuestas a estas interrogantes.  En el Antiguo Testamento el sacerdote no podía enriquecerse de hecho no poseía tierras a diferencias del rey que si podía tener tierras, pero tampoco podía adquirir demasiados caballos, mujeres, etc.  (Deut. 17:17). También dice: ni plata ni oro amontonará para sí en abundancia. (Deut. 17:18). Esta palabra era para el rey de Israel. Luego vemos que no sucedió así con Salomón, que hizo todo lo contrario a esta palabra y ¿cuál fue el resultado?

Vamos al Nuevo Testamento y encontramos a un apóstol Pablo trabajador, que tenía muchos hijos espirituales pero no vivía de éstos, de hecho los líderes trabajaban: “Nos fatigamos trabajando con nuestras propias manos; nos maldicen, y bendecimos; padecemos persecución, y la soportamos”. 1 Cor. 4:12. Esta palabra me dice acerca de un trabajo físico y no solo eso sino que nos dice en 1 Tes. 2: 9: Porque os acordáis, hermanos, de nuestro trabajo y fatiga; cómo trabajando de noche y de día, para no ser gravosos a ninguno de vosotros, os predicamos el evangelio de Dios.

Pablo podía tomar del dinero de las ofrendas y utilizarlo para el Evangelio, pero no Pablo para El, lo más importante era el Evangelio. Me pregunto, cuantos líderes dedican tiempo a la Palabra en comparación de los mega edificios que levantan. Hoy en día tenemos que los pastores o líderes, son empresarios, arquitectos, administradores, asesores financieros, conferencistas, evangelistas, pastores, maestros, apóstoles, obispos, directores de radios, TV, padres de familia, etc. Son unos súper hombres que todos tratan de imitar.

¿Es esto correcto? ¿es esto lo que Evangelio nos enseña? Vean el siguiente reportaje y formen su propia opinión, pero les invitamos a estudiar la Escritura para que cada uno pueda aprender y ser más como Jesús cada día.

La última pregunta, ¿sería Jesús igual que estos predicadores? o en nuestra sociedad como se mostraría. Personalmente creo que sería más como un Billy Graham, que nunca pidió más de su salario para vivir, siempre vivió en su misma casa y nunca buscó riquezas. Recuerden que ni aún lo hombres más ricos viven en mansiones súper lujosas como el caso de Warren Buffet y Carlos Slim, de hecho la casa de Warren Buffet la ha tenido por años y está en una esquina regular de un vecindario de clase media. Esta persona tiene millones de millones, pero su estilo de vida no demarca quien es.  ¿Él sabe quién es? Es Warren Buffet, uno de los hombres más ricos del mundo y no ostenta nada sino dejar sus millones para el beneficio de la humanidad, de hecho sus hijos no recibirán su herencia a lo cual estos están de acuerdo, pero no así nuestros amigos predicadores que deben dejar un legado millonario a sus ancestros. No está mal bendecir a nuestros hijos, pero no dejarlos millonarios en base a dinero tomado para el Reino de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s