Resumen del libro “Tentaciones”

Fabio A. Pardo


“A los que luchan con tesón, constancia y perseverancia por mantener intacta su integridad moral y espiritual. A los que se sienten que a veces fallan, pero recobran el aliento, se levantan y siguen adelante, sostenidos por la gracia. A los que han caído y sienten el desanimo de haber fallado al Señor y buscan el camino de la restauración. A los que piensan que no hay salida y todo esta perdido; aunque no es así, porque tenemos un Dios de infinita bondad, que como el padre del hijo prodigo, no se cansa de esperarnos”.

El Escritor nos esta haciendo referencia muchos temas acerca del liderazgo que como pastores, líderes, ministros debemos de tener y la conducta y el ejemplo que un siervo de Dios debe tener. Dice que muchas personas están hastiadas de predicadores que enseñan qué debemos hacer, cómo debe de ser nuestra vida espiritual y moral delante de Dios pero que no obran de acuerdo a la voluntad de Dios. He visto, por experiencia, a muchos pastores que no hacen la voluntad de Dios, que no aplican las enseñanzas a su vida, y que maltratan a los creyentes con el fin de buscar su bienestar material, su ego, su orgullo, que los creyentes los tengan en un pedestal, como si fueran los amos y señores de las iglesias dejando la gobernación del Señor Jesucristo. Es que muchos pastores dejan: la humildad, la sencillez, la mansedumbre, la humildad que tiene el Señor Jesucristo y que son virtudes que un cristiano debe de tener en medio del Evangelio. El escritor recalca que debemos de tener  todo el valor espiritual, el valor moral,  sobre todo ese valor espiritual como enseño el Señor Jesucristo a sus siervos los apóstoles y también al apóstol Pablo. Es que cuando nosotros como líderes y pastores de congragaciones y pastores que visitan iglesias, debemos de estar llenos del Espíritu Santo para ver el respaldo en medio de nuestras vidas y para que el diablo no nos ponga en tentación acercándonos al pecado. Es que muchos pastores no se dedican a rora, alabar, ayunar, ni siquiera estudian la Biblia y se entregan muchas veces a los placeres del mundo diciendo que ellos deben de ser testimonio en medio del mundo y que así es como consiguen que los creyentes se conviertan a Dios. Y esa forma me parece que es inapropiada porque el mal testimonio de un siervo de Dios a que muchos creyentes retrocedan.

El sistema de valores se convierte en nuestra burbuja o carta de navegación en la vida. Es el que establece nuestras prioridades, aquello por lo que vivimos, lo que aceptamos o rechazamos. El sistema de valores marca la diferencia entre lo que queremos hacer lo que no debemos hacer.

Es imposible ser un líder y si somos auténticos y esto solo se consigue a través de la integridad. La gente cree, sigue y respeta al líder integro y consiente que practica y cumple lo que dice y afirma.

El liderato funciona a base de confianza, y para ser líderes hay que tener seguidores. Y para tener seguidores (discípulos), hay que inspirar confianza.

Aquí adentro de nosotros, en lo más intimo de nuestro ser, Dios ha colocado una voz, interior, una facultad innata que percibe todas nuestras acciones interiores y exteriores; que registra nuestras intenciones y deseos y discrimina lo que es bueno y lo que es malo, identificándonos como autores responsables de lo uno y de lo otro.

Este es el principio y fin, el Alfa y Omega de toda acción divina. La creación, la encarnación. Y, por supuesto, la santificación que Dios opera en nosotros a trevés de su Espíritu. Hacia allá tiende todo conocimiento, como dice el apóstol Pablo. (1 Corintios 15: 28).

Si sus evaluaciones producen un acuerdo, conviene ponerlo por escrito. Esto ayuda a evitar malentendidos y disputas posteriores sobre los detalles. Cuando menos, su acuerdo debería cubrir estos ítems: ¿Qué trema se solucionará?, ¿Qué acciones se tomarán?, ¿Quién es el responsable de cada acción?, ¿Las fechas para las cuales cada acción deberá ser completada?, ¿Cuándo y cómo se analizaran los resultados del acuerdo?

Creo que no siento con este escritor ningún punto de diferencia y en el que no estemos en desacuerdo ¿Por qué?, ¿Qué va a pensar usted? Porque verdaderamente el autor del libro de las Tentaciones toca todos los puntos, los analiza muy bien y profundiza acerca de lo que los seres humanos sean cristianos o seculares debemos de tener en nuestra vida cristiana. No creo que exista contradicciones con la doctrina del Evangelio del Reino de los Cielos porque si analiza profundamente todo acerca de la conducta humana y toca los temas del ¿Por qué?, ¿Cómo actúa en nosotros nuestros sentimientos?, ¿Cómo actúan en nuestras vidas las emociones?, ¿Cómo actúan en nosotros la conciencias del ser dependiendo de la voluntad de Dios?, ¿De cómo actúa la fe en las personas y de su idiosincrasia y su sellos en cada uno de nosotros como seres humanos seguidores del Señor Jesús.

Es por ese motivo que veo que existe una buena secuencia, perfecta y bien detallada del estudio acerca de las características de nuestras debilidades y de nuestros comportamientos como seres humanos imperfectos. Este es mi punto de vista.

Ver como Dios nos enseña por medio del escritor que debemos de ser puros, perfectos, íntegros, responsables en todo, sin excepción. Y que nuestros sentimientos y deseos deben de ir de acuerdo a una vida semejante a la del Señor Jesucristo. Y que todo depende de la actitud, de las cualidades y sentimientos, y de las emociones que cada uno debe de tener para que podamos crecer espiritualmente y hacer la voluntad de Dios y la de un buen cristiano. Pero la verdadera razón de un buen seguidor del Señor Jesucristo es que así como él fue tentado para ser probado por el diablo lo vamos hacer nosotros también porque somos sus seguidores, nosotros estamos expuestos a padecer necesidades, enfermedades, tribulaciones, etc. esto ocurre porque Dios quiere que todos seamos probados y afirmados en el Evangelio y así podamos ganar las bendiciones que el nos ofrece a cada uno de nosotros como sus hijos. En el libro de Job tenemos el ejemplo que el permite que el diablo nos pruebe para él ver que hay en el corazón de cada uno de nosotros y nos analiza cada día nuestro corazón a ver si existen buenas o malas cosas. Es que sobre todo debemos saber que nosotros tenemos el ejemplo de nuestros primeros padres que se dejaron tentar o seducir de diablo y pecaron en contra de Dios desobedeciendo y es por eso que desde el mismo comienzo somos seres caídos como lo es el diablo y por esta razón el pecado esta ahí en nuestro ser. Muchas veces no queremos pecar y nos resistimos y si no tenemos la fuerza de voluntad para no pecar pues viene el diablo y nos presenta la oportunidad en nuestras vidas y por la naturaleza que tenemos del pecado nos dejamos tentar, y es más fuerte el poder de pecar que de ser limpio y puro para Dios. Cada uno de nosotros tenemos la ayuda de un ser que nos creo y que permite que su Espíritu more en los corazones de todos aquellos que lo siguen y que primero analizan si se puede hacer o no lo que estamos planeando hacer y es ahí donde nuestra conciencia juega un papel importante en nuestras vidas porque analizamos si ¿Debemos pecar o no?


Tentaciones. Nuestro lado oscuro. Escritor Luciano Jaramillo Cárdenas. Editorial Vida. Impreso en el 2006.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s